ADIÓS A UN MITO, JEAN-PAUL BELMONDO.

El pasado mes de septiembre, concretamente el día 6, nos dejaba a los 88 años Jean-Paul Belmondo, un mito del cine francés, europeo y mundial.

Hijo del escultor parisino Paul Belmondo, y con dos hermanos también introducidos en el mundo de la cultura; su hermano Alain Belmondo fue productor de cine y su hermana Muriel Belmondo fue una bailarina profesional de renombre.

Aficionado al fútbol y al boxeo, deportes que practicó y que hizo que su nariz se quebrara, lo que explotó para darle una imagen imponente en el mundo del cine. La crítica francesa lo definió en sus comienzos como “el hombre más feo del cine francés, pero muy seductor con las mujeres”.

Tras estudiar arte dramático en el Conservatorio Nacional Superior de Arte Dramático de París, debuta en el cine en el año 1957 en una película menor, “A pie, a caballo y en coche”, pero las escenas que protagonizaba no entraron en el metraje final del estreno. Un año más tarde Marcel Carné lo dirige en una película que se convierte en mítica del cine francés titulada “Los Tramposos”, aunque Belmondo aún no seria cabeza de cartel.

ADIÓS A UN MITO, JEAN-PAUL BELMONDO. 1
JEAN PAUL BELMONDO Y URSULA ANDRESSS

En los años siguientes es dirigido por directores de la talla de Claude Chabrol “Una doble vida”, Géza von Radvány en “Un ángel sobre la tierra”, René Clair en “La francesa y el amor” o Vittorio De Sica en “Dos mujeres”, pero es con Jean-Luc Godard en “Al final de la escapada” cuando le llega el reconocimiento internacional.

Este film le hizo oriental su carrera como actor en películas de acción y humor como son “El hombre de Río” del año 1964, “Fin de semana en Dunkerke” del año 1964, “Pierrot el loco” 1965, “Tribulaciones de un chino en China” 1965, “¿Arde París?” 1966 una película que le hizo entablar una gran amistad con otro mito del cine, Alain Delon. “Casino Royale” 1967, “La sirena del Mississippi” 1969 o “Borsalino” del año 1970, son algunas de las películas que protagonizó en la década de los sesenta. Década donde compartió vida junto a la también actriz Úrsula Andress.

En los setenta no bajó el ritmo y protagonizó películas como “El furor de la codicia” 1971, “Doctor Casanova” 1971, “El clan de los marselleses” 1972, “Cómo destruir al más famoso agente secreto del mundo” 1973, “Stavisky” 1974, “Pánico en la ciudad” 1975, “El incorregible” 1975, “El animal” 1977, “Yo impongo mi ley a sangre y fuego” 1979. En esta época, la pareja sentimental de Belmondo es la también actriz Laura Antonelli.

En los años ochenta protagonizó una serie de películas muy comerciales como “El rey del timo” 1980, “El profesional” 1981, “As de ases” 1982, “El marginal” 1983, “Rufianes y tramposos” 1984, “Simpático y caradura” 1984, “Asalto al banco de Montreal” 1985, “El solitario” 1987 y “El imperio del león” 1988, película que le hizo ganar el premio César a la mejor interpretación masculina, en los premios de la academia de cine francesa.

Y a partir de aquí participación a cuenta gotas en películas menores que la atracción era ver al mito Belmondo donde destaca “El desconocido de la casa” 1992, “Uno de dos” 1998 o “Los actores” 2000.

En el 2016 recibió el León dorado a toda una trayectoria en el festival de cine de Venecia.

Los que nacimos entre los años sesenta y setenta, descubrimos el cine de Jean-Paul Belmondo en los videoclubs, donde películas como Borsalino, Las tribulaciones de un chino en China o El clan de los marselleses, eran demandadas por el público.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario