AL OTRO LADO DEL SOFÁ

Photo toa-heftiba-rQqabcGBsyk-unsplash

¿Querer o amar?

Esta es la cuestión.

En este mes de febrero en el cual todo el mundo habla del amor romántico por excelencia, cabe mencionar honor a este tema para derivarlo a la comunicación consciente.

¿De qué manera queremos a nuestra pareja?

Parece que si nos referimos a ella con un “te amo”, en algunos países como España nos suena a telenovela, pero en realidad el término en su amplitud de libertad sería este, el de AMAR.

Por cuestiones culturales, utilizamos el “te quiero” para mostrar afecto a las personas que queremos y no solo en el ámbito de pareja, pero

¿qué hay detrás de este concepto?

¿Nos lo hemos planteado realmente?

¿Sabemos cómo queremos a la persona elegida, y sobre todo, cómo queremos que nos quieran?

al otro lado del sofá
aaron-burden-eZrIiv5bKxY-unsplash

Aquí es donde realmente está el asunto, en empezar por pensar en nuestra manera de querer y en cómo deseamos ser queridos. Sin duda hay que hacerlo desde un lado consciente, cuestionándonos todo el pasado y la forma de amor que hemos visto en casa, concretamente en nuestros progenitores para que, de ese modo, enfoquemos la relación desde una perspectiva sana.

Sí, puede que creas que todo puede ser frío o premeditado, pero en este asunto, nos embarcamos en un proyecto de vida, en el cual, hay que dar el corazón, pero poniendo la mente al servicio del asunto para añadir el ingrediente de la inteligencia emocional, tan importante y reconocido en nuestros días.

Con este enfoque, crearemos relaciones conscientes, en donde tengamos más claros nuestros valores, lo que estamos dispuestos a permitir y las líneas rojas que jamás debemos traspasar. Esto implica un respeto en primera persona y en consecuencia por la persona que elegimos para compartir nuestra vida y dejarla ser. En la mayoría de los casos empezamos una relación de pareja con la intención indirecta de cambiar a la persona de la que nos enamoramos a largo plazo, porque al inicio estamos viendo nuestro reflejo positivo y nos encanta.

Pero ¿qué pasa cuando vemos la parte negativa?

Sentimos que repetimos patrón, que siempre nos ocurre lo mismo con distintas parejas, y es aquí cuando empezamos, quizás, a despertar, pero en caso de no ser así echaremos la culpa al exterior sin responsabilizarnos de nuestra parte y de lo que venimos a aprender. Entender que debemos dejar ser al otro nos elimina la exigencia del ego ante nosotros, y por consecuencia con la pareja.

AL OTRO LADO DEL SOFÁ 1
michael-schaffler-k_EwsK_mCvk-unsplash

Darse desde la libertad de amar es en realidad lo que quieres recibir desde el saber cómo quieres que te quieran. Esto te lleva a emplear una comunicación asertiva valorando y agradeciendo cada detalle, sabiendo expresar lo que necesitas sin miedo al abandono o al juicio externo.

Comunicar, expresar, indicar o pedir son conceptos que nos cuesta llevar a cabo en muchas ocasiones provocando de esta manera una comunicación no fluida que tiene como resultado la suposición y la incoherencia.

En este artículo quiero invitarte a pensar en estos conceptos para que entiendas tu propia situación y puedas hacer un balance positivo para de esta manera construir relaciones sanas y amar desde la libertad.

¿Bailas?

Autora de la trilogía ¿bailas?

Formadora y mentora de motivación y liderazgo a través del baile

@stefaniaariasbailas

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario