Arte, talento o marketing.

En una reflexión muy actual, donde la línea entre lo que es ARTE y las tomaduras de pelo sigue estando muy borrosa, podemos hacer una modesta reflexión sobre el tema, el arte en verdad es muy relativo.

¿Podemos exigir que lo que nos dan tenga la calidad suficiente para conmovernos?

Este es un tema de conversación, artículos, libros, debates, etc. Desde hace ya más de un siglo, por no remontarnos aún más atrás. ¿Acaso es mejor la obra más cara o la que tiene un mayor precio, es lógico o real el precio desorbitado de algunas obras, donde queda el talento? ¿Qué cara se le quedaría a esos artistas ya fallecidos, algunos viviendo casi en la indigencia al ver esos precios por sus obras?

El arte en mi opinión, es mucho más desde el punto de vista del artista, es mucho más interior e íntimo y una vez que sale de ese círculo, se puede convertir en un circo y una pasarela creada artificialmente, por un submundo de personajes que viven de esa pantomima y de los artistas.

Llenando el mundo de arte de farsantes caracterizados, actores necesarios y complacidos por una turba de personajes adinerados, que ven por si acaso pareciera que no entienden, el maravilloso traje del Rey aunque éste vaya completamente desnudo, como en esa fábula tan acertada.

En una ocasión leí que García Lorca y Neruda habían sido invitados a una conferencia en un pueblo, y que cuando llegaron a la estación nadie les fue a recoger. Sorprendidos al llegar al acto preguntaron y la respuesta fue, es que buscamos, pero no vimos a nadie vestido o con apariencia de artistas.

ARTE, TALENTO O MARKETING 1

¿Realmente el arte se ha convertido en una imagen, marketing o ser apadrinado por fortunas o galerías dedicadas a desplumar a los grandes coleccionistas, coleccionistas de manchas cuadros en blanco, esculturas invisibles o plátanos cogidos con una cinta, entre otras lindeces y tomaduras de pelo, avaladas por supuestos entendidos?

Una vez, una persona que visitó mi estudio-taller, me comentó, vaya, está todo sucio lleno de escombro herramientas y bloques de todo tipo, que raro!!!! He visitado a otros escultores y todo estaba limpio, llevaban bata blanca y estaba sorprendido, creo que la conclusión está muy clara.

Los que tenemos la suerte de vivirlo y amarlo, quedamos fuera de todo ese artificio, escultores de la palabra, encumbrados, pero sin oficio. Para eso se inventó la palabra concepto, conceptual!!! Este mundo es tan difícil, que es una elección contra viento y marea, familia, sacrificios y dificultades de todo tipo y si no fuera por ese amor y sentir que has nacido para eso, jamás compensaría ni sería posible sobrellevarlo.

“Ama el arte en ti mismo, más que a ti en el arte “

Aunque los tiempos cambian, y ya en el siglo pasado hubo una verdadera revolución conceptual y de la misma percepción del arte, avivada por un gran grupo de artistas que quisieron cambiar lo establecido durante siglos.

Estos estilos y nuevas formas de expresarse, llenas de oficio, talento y pasión, siguen siendo ADMIRADAS por todos. El artista se enriquece, motiva y se transforma, no solamente por el contacto con la materia, también por la influencia de otros artistas. Hay muchísimos ejemplos en la historia del arte, que han supuesto el nacimiento de nuevos estilos. Y esto le enriquece y crea un vínculo entre ellos, algo que hoy en día ya prácticamente no se da, en un sálvese quien pueda de egos y egoísmos.

¿Será la escultura tal y como la conocemos, algo en vías de extinción?

Tal y como está planteado el aprendizaje actualmente, sin duda, la falta de prácticas reales, de maestros comprometidos y con experiencia, llevará a la pérdida de la escultura tal y como la hemos conocido estos siglos atrás, para coger el camino fácil. Las llamadas de alumnos ya licenciados de Bellas Artes, diciendo que no saben esculpir y que por favor, que quieren aprender, son cada vez más frecuentes.

Los escultores con manos de oficinista, que ya no hacen ni los bocetos, no modelan y ni tan siquiera crean el original, dejando en manos de maquinarias robotizadas y 3D, el esculpir la obra y como mucho, eso sí, van a la inauguración cuál estrellas.

ARTE, TALENTO O MARKETING 2

¿Dónde está el mérito, en que oficio pasa algo así?

Se llenan los bolsillos y hasta les aplauden, escultores de la palabra, palabras muy bien seleccionadas protegidas por el concepto, para crear el traje invisible que nadie ve, pero que por si acaso mejor aplaudir.

Para mí, se pierden lo mejor, la verdadera esencia de la escultura, la maestría, el olor a mármol, las heridas y sobre todo, el reto ante toneladas de material, madera o arcilla. Y eso, amigos míos si es real.

“La obra no engaña, solo engaña el artista «

Ser escultor es ser un eterno alumno, que nunca dejará de aprender.  Miguel Ángel murió con casi noventa años y ese día trabajó en el mármol. El arte debe ser un provocador de emociones, lo que no puede es dejarte indiferente, desconcertado o confundido y tenemos el derecho a exigir que lo que se nos muestra, tenga la calidad suficiente para conmovernos.

“Tenemos el arte para no morir a causa de la verdad”

Facebook
Twitter
LinkedIn

1 comentario en «ARTE, TALENTO O MARKETING»

  1. Cuantísima verdad y razón tienes amigo. Comparto tal cual esas reflexiones y apuesto por el verdadero oficio, la verdadera pasión por el Arte. Sin postureos ni artificios.
    Muy buen artículo, felicidades Antonio.

    Responder

Deja un comentario