BLANCA OTEYZA «CÁMARA LENTA»

Lo confieso, después de más de doscientas entrevistas estaba muy nervioso antes de comenzar esta entrevista. Iba a entrevistar a Blanca Oteyza y por una vez la responsabilidad pesaba sobre mis hombros. Directora, actriz, profesora de interpretación en su propia escuela, ganadora de múltiples premios, respaldada por el éxito del público y persona de referencia en la escena española.La espera fue tensa pero en el que momento en el que la invitada solicitaba la entrada en la reunión de zoom y apareció la gran sonrisa de Blanca, los nervios desaparecieron, es de esas personas que destilan paz en su mirada. Era momento de hablar de su nueva obra en cartel, Camara lenta escrita por el dramaturgo argentino Eduardo Pavlosky que escribió el texto mientras estaba exiliado en Madrid durante la dictadura argentina.  

En algún lugar leí que Cámara Lenta es un triángulo de vértices truncados, tres personajes  que en escena descomponen el drama de la vida y buscan en el áspero hogar de un ring, los sueños perdidos, los instantes que dejaron pasar y la esperanza disfrazada de muerte. Sobre una excelente interpretación Héctor Berna, Patricio Rocco y Carmén Gallardo envueltos en la atmósfera creada por su escenografía y música, nos intentaremos redimir como dice Dagomar “buscando pasar al tiempo». 

Pueden disfrutar de Cámara Lenta desde el 12 de enero hasta el 22 de febrero en el Teatro Victoria de Madrid     

Carlos Garries: Blanca, ¿Cuando decides hacer una obra como Cámara lenta de uno de los grandes dramaturgos argentinos Eduardo Pavlovsky?.  

BLANCA OTEYZA “CÁMARA LENTA” 1



Blanca Oteyza: Pues mira, la obra cae en mis manos porque el productor, Héctor, la había realizado de forma amateur en Argentina.  Llevaba tiempo que estaba con la idea de volver a reponer la obra y como es uno de mis alumnos en la academía me trajo el texto y a mí me encantó. Es un texto dificilísimo y por eso pasó tiempo y tiempo hasta que decidí llevarlo a los escenarios . Es un texto muy poético, es un texto que narra desde los diferentes cuadros de esta casa y tiene estos personajes que son totalmente claustrofóbicos. Pero quise ir un poco más allá, vi la humanidad de estos tres personajes, su relación entre ellos en un contexto histórico como era la Argentina en aquella época que fue tremenda. Eran los años de los desaparecidos, de la dictadura militar, de las Madres de Mayo. Pero sobre todo, a mí lo que me llama la atención y me gusta del texto y lo que realmente me anima a llevar adelante el proyecto es la humanidad y la amistad que hay entre estos tres personajes absolutamente apartados de la sociedad, ajenos a algo que no sea el poder vivir día a día, y descubrir que al final no pueden salir a flote.

C.G. : Es una historia de amor, de antihéroes, de mucha generosidad por parte de los tres personajes, donde el amor en todas sus acepciones caben dentro de la obra  


Blanca Oteyza: Un amor de lealtad. El argumento trata sobre Dagomar, un boxeador venido a menos que en su momento fue campeón del mundo, tuvo todo, tocó el cielo con las manos y  por una mala decisión en un mal momento, le pasará factura el resto de su vida. Pero al lado suyo sigue su entrenador, Almilcar, cuidándolo. Y entre ellos un gran amor que es todo:  su hermana, su amante, su amor platónico. Ella es una prostituta que se llama Carmen.

Ese es el  triángulo, para mí amoroso, que engloba la amistad, la lealtad y el respeto entre estos tres seres, absolutamente marginales, que encuentran en esa en esa casa, su refugio.


C.G. : ¿Qué aportas a la obra en diferencia a las versiones que hemos visto en Argentina?. ¿Cuál es tu mirada?


Blanca Oteyza: En Argentina, las veces que se ha representado, posiblemente le dan más desarrollo e importancia a lo que esta obra tiene con respecto al contexto histórico que vivían.  Lógicamente a ellos les pesa más lo político, lo histórico, ese sufrimiento terrible que vivieron, sin embargo, yo le he puesto el acento en el lado más humano, a la relación, a la complicidad y al amor de estos tres seres, que a pesar de todo siguen juntos y que al final toma una decisión , que se puede considerar hasta piadosa por lo más cruel que pueda parecer, en ese final, lo que rescato es la piedad que transmite.

C.G. : En tu escenografía vemos ese ring de la vida donde enmarcamos la casa de Dagomar donde asistiremos en cada round a la explicación del contexto histórico gracias al cartel que lleva la ring girl donde por la parte de detrás hay un momento de la historia de Argentina reflejado por una fotografía icónica.  

Blanca Oteyza: Absolutamente, por cierto esa escenografía del ring es algo que aporte a la obra , además del personaje de la ring girl (Carmen Gallardo) que va enseñando los carteles con las fotografías que es un complemento más en el enriquecimiento de la obra. El uso de las fotografías en los carteles pone el contexto  histórico de la obra , y realmente tiene que ver mucho porque nos conecta con todo lo sórdido que estaba pasando afuera, es una combinación entre fotografías que marcan esa época  y canciones que elegí que son como bastante significativas. Entonces un periodista me preguntó ¿Pero tú crees que los españoles saben eso o entienden el por qué de esas fotos? y le respondí “Mira, quien no sepa quiénes son las madres de la Plaza de Mayo, yo no me hago cargo de esa ignorancia, o sea, yo entiendo que a ti te pongan una foto de un militar y que posiblemente  no sepas que ese señor con traje militar y bigote es Videla, l lo entiendo, de acuerdo, pero lo que no puedes no saber es que eso representó un golpe militar o representó una dictadura.

Al público le tengo mucho respeto, yo creo que el público es muy inteligente y realmente, lo que no quiero es hacerme cargo del desconocimiento de una cosa tan importante como fue este momento histórico, terrible donde hubieron treinta mil desaparecidos en un país como es Argentina.

C.G. : En la introducción de la obra hay un momento muy emotivo en el que escuchamos tu voz introduciendola. Se nota que tenías muchas ganas de realizarlo. 


Blanca Oteyza: Es realmente la introducción de la obra que hace Norma Aleandro a Eduardo Pavlovsky. A mí me encanta esa introducción, esa carta, y todavía se me ponen los pelos de punta, porque realmente, yo coincidí con ese texto. Esos tres seres te vienen a cambiar la vida porque nuestra vivencia está llena de personas como ellas, que no te dejan indiferente, viven en un drama, pero a la vez, tienen esos momentos de humor. Cámara lenta es una obra que no te deja indiferente, que te deja pensando y llegas a tu casa y sigues pensando en lo que has visto. 


C.G. :  Hay momentos que me gustan muchísimo como las reflexiones entre Dagomar y Amilcar como cuando le comenta sobre que él quiere pasar al tiempo. Es como nuestro loco lúcido, es como nuestro Quijote 

Blanca Oteyza: Aquí hay una trasposición maravillosa porque Amilcar es como Sancho y Dagomar se asemeja a nuestro Don Quijote en sus momentos de lucidez en los que le dice: “Yo quiero pasar al tiempo”. Y Amílcar le responde “No. querrás decir pasar el tiempo” y Dagomar le puntualiza “No, no, yo quiero pasar al tiempo. Interprete como que quiere pasar ya lo que le queda de vida, quiere pasar al sufrimiento que está por venir.

C.G. : Reflexiones que en muchos momentos nos recuerdan a nosotros mismos. ¿Por qué no estuve allí? ¿Por qué no le ayudé en aquella ocasión? esos instantes en los que nos arrepentimos de hechos realizados y nos culpabilizamos por no haber ayudado en más de lo que realmente pudimos hacer. 

BLANCA OTEYZA “CÁMARA LENTA” 2


Blanca Oteyza:  Es dura la función porque justamente habla de consecuencias, habla de momentos determinados de la vida de uno, habla de un país que se está cayendo a pedazos, que para mi es la analogía de esa casa y lo que representa. Habla del refugio de estos tres seres que tienen que convivir día a día. Pero sin embargo hablan de la amistad, del amor, del recorrido de toda su vida juntos. compartidos con esa prostituta que viene y que es la única que tiene esta conexión a lo mejor esta relación con lo que es la calle. Habla también de ese miedo, de estar en la libreta de una compañera suya porque ellos sabían, que cuando tu nombre estaba en la libreta de alguno que habian chupado o había desaparecido, luego iban a por ti 


C.G. :  Es muy curioso como la obra escrita por Eduardo Pavlovsky en Madrid mientras estaba en el exilio sobre unos acontecimientos sucedidos en Argentina, de la vuelta y después de estrenarse en Argentina vuelve a Madrid. 


Blanca Oteyza:  Las vueltas que da la vida, es que es que la vida es apasionante. Es que no hay aventura más grande que la vida que te hace pensar en cosas como las que estábamos hablando, las decisiones que uno toma y en el momento y las circunstancias en que uno las toma. Piensa  ¿Y si no hubiese conocido a esta persona?, ¿Y si yo ese día no hubiese salido? Hace tiempo que él hubiera o hubiese lo desterré de mi vocabulario . No tengo ni idea pero es increíble cuando una persona o un hecho determinado , hace que todo de la vuelta   Yo que estuve ocho años viviendo en Argentina, de repente Héctor, que es argentino, viene a mi escuela, se forma conmigo y me trae una obra argentina de Eduardo Pavlovsky, que habla sobre Argentina pero que se escribió en Madrid mientras su autor estaba exiliado en Madrid porque en Argentina estaba la dictadura militar. Es totalmente increíble  como todo esto da toda una vuelta y vuelve otra vez aquí, un poco loco. .

C.G. : ¿Es una obra que es totalmente actual a pesar de haber sido escrita en los ochenta. 

Blanca Oteyza:  Y esta plagado de imágenes poéticas como cuando Amilcar sale y le explica el sueño que ha tenido donde ha visto las estrellas de ellos dos cayendo desde otra estrella que se metió y  desde entonces no quiere abrir el balcón. Todo esto le comenta Amilcar a Dagomar que por momentos entiende todo y que por momentos no entiende nada porque está en otro mundo.

C.G. : La escenografía y la música le dan una atmósfera especial a la obra.


Blanca Oteyza:  Lo que pasa es que me rodeo de gente muy buena, y no es la primera vez que trabajo con ellos, es mi equipo, realmente son los que están siempre conmigo en todas las aventuras que voy haciendo y realmente son estupendos, Además están esos tres actores que están soberbios  

C.G. : Hay momentos como cuando la acaricia los pies que destilan ternura pero a la vez nos lleva hacia el paso del tiempo 
Blanca Oteyza:  Es que tengo una evolución maravillosa con los tres, los he dirigido con muchísimo gusto y están increíbles. Imaginate que ha habido gente que  han venido a preguntarme si Dagomar tenía algún tipo de limitación física, por la posición del cuerpo, por absolutamente todo y lesdices: “no, es una composición de Héctor Berna”. El trabajo de los tres es fantástico Carmén Gallardo como Rosa y Patricio Rocco como  Amilcar están maravillosos, ha sido un trabajo, un rigor y un empeñarse en todas las funciones en hacerlo  lo mejor que que podemos, les sigo pasando notas, y es que seguimos todo el tiempo trabajando .

C.G. : Es una función que se ve realizada con mucho cariño y está ejecutada con la sinceridad del corazón. 

Blanca Oteyza:  Muchas gracias, es lo mejor que me podías haber dicho. Me emociona mucho porque ha sido así y sigue siendo así. ¡Es el teatro!. Creo que es por la experiencia que tengo porque he tenido  la suerte de tener obras de teatro durante mucho tiempo en cartel. La única manera que pueden que pueden estar frescas las obras arriba en el  escenario, es que todas las noches el actor o la actriz se vayan a su casa pensando: “ pues aquí no, esto sí, aquí esto no quiero seguir buscando  para la próxima función, que me ha pasado con mi compañero que no he llegado, etc. Hay muchos factores sobre los que reflexionas cuando uno se baja del escenario, al menos yo lo entiendo así. 

C.G. : Pero es que aparte tu eres una gran actriz y entenderás muchísimo mejor al actor que baja del escenario .


Blanca Oteyza:  La verdad es que sí, llevo treinta y pico de años arriba en un escenario y también llevo otros tantos dirigiendo y  formando actores. Es lo que más amo junto con mis dos hijas. 

C.G. : Esta temporada acabará el 23 de febrero, ¿Volverás otra vez a representarl la obra o definitivamente cayó el telón para Cámara lenta. 

BLANCA OTEYZA “CÁMARA LENTA” 3


Blanca Oteyza:  Pues esta es la segunda temporada de Cámara lenta y yo creo que sí. En el Teatro Lara funcionó muy bien y  ahora en el Teatro Victoria también está  funcionando muy bien y las criticas estan siendo fantásticas. En principio terminamos el 23 de febrero pero yo creo que ya se está moviendo para llevarlo de nuevo a los teatros más adelante      


C.G. :  ¿Cómo se trabaja con una obra que se sabe va a representarse con un numero inferior a las de una temporada normal? ¿influye de alguna manera? 


Blanca Oteyza:  Mira el actor que se pone arriba de un escenario tiene que sentir un amor y una pasión por lo que hace ese momento  increíble. Debes subir al escenario y te subes a un escenario con la misma pasión y la misma defensa de tu personaje si tienes 15, como si tienes 150 , porque realmente, eso no depende del número de funciones El actor que se sube allá arriba tiene que tener la gran pasión y respeto al escenario, Lo demás viene después, no hay nadie que realmente hoy por hoy esté haciendo teatro para enriquecerse, y es que el actor de teatro en España a día de hoy no puede vivir del teatro. Eso es lo increíble. De unos años a esta parte, ni el actor que tú veas que es está interpretando una función en El Español, no puede vivir solamente de esa función, no es cierto.    

C.G. :  Tengo una sana envidia por Madrid , aquí puedes ver cada día teatro pero es que a la vez hay una oferta increíble de obras de teatro en cartelera.  


Blanca Oteyza:  Y es que además no te da para ver todo lo que hay en cartelera., es imposible. Hay salas pequeñas, grandes, medianas, salas alternativas, salas de barrio,la verdad es que no te da el tiempo para tanto 


C.G. :  ¿Qué tienes en mente ahora, aparte de Cámara Lenta? Porque yo supongo que tendrás más cosas en cartera.

Blanca Oteyza:  Si siempre tenemos más opciones en cartera porque desde el estudio cada tres meses, más o menos,  siempre hacemos producciones nuevas con los alumnos porque eso es importante. Estamos ahora buscando sala para una obra que se llama El Precio a Pagar que está estupenda y luego, por supuesto, quiero retomar lo que tengo allá atrás (me indica el cartel d euna obra de teatro que tiene a la espada de su butaca) que es el monólogo de Margarita Xirgu., ha estado en el Teatro Lara durante dos temporadas y mi intención es llevarmela a Argentina

C.G. :  ¿Y qué tal en Argentina?  Siempre he escuchado que hay una pasión increíble por el teatro 

Blanca Oteyza:  Ocho años, estuve viviendo allí y no paré de hacer teatro. Ahí no hay un lugar donde no haya teatro, hasta un pequeño bar tiene una tarima, todo local en Argentina tiene un escenario y la gente no para de ir al teatro. Hay un gran respeto y todos los buenos actores, cada equis tiempo, siguen subiéndose a un escenario. Es increíble, hay muchísimo amor, pasión y respeto por la interpretación.  

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario