Como el agua que se escapa,

entre sudores y fuentes,

sueños que no se callan y gritos que buscan duendes.

Historias resquebrajadas,

días de grises momentos,

son penas aladas en una fiesta sin gente.

Los días pasan lentos por la almohada,

noches donde sobrevuelan muertos,

almas que desoladas, buscan salir corriendo.

El llamado llega otra vez,

privilegio de los fuertes,

rueda el agua por el ser lavando y llenando cuencos.

COMO EL AGUA QUE SE ESCAPA 1

Acurrucado en la historia,

repasando años construidos,

se pone nota y conciencia de un rumbo desvanecido.

Como el agua que corre suave,

entre las rocas del cerro,

hoja libre y muy liviana que esquiva los bordes del recuerdo.

.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario