¿Cómo se siente ser mujer en este planeta?

¿Cómo se siente ser mujer en este planeta?

Woman Up

Paula Galimberti:

Woman Up ha sido una sesión especial de improvisación teatral (al más puro estilo Jamming) creada y dirigida por Hila Di Castro que se representó el pasado 7 de marzo en el Teatro Maravillas de Madrid. ¿Cómo se siente ser mujer en este planeta?

En Woman Up Paula Galimberti, Ana Morgade, Encarni Corrales y Laura Márquez improvisan y crean al momento, acompañadas por un músico, Martín Caló, historias donde todo está al descubierto: todos los momentos divertidos, dolorosos, aterradores, desagradables y poderosos que viven como mujeres, solas y juntas.

El espectáculo Woman Up está creado por Hila Di Castro que desde su Israel natal lo ha difundido a mujeres de todo el mundo, generando una hermandad en todo el mundo a través del teatro de improvisación. Y sin duda alguna una de las grandes actrices en el teatro de improvisación en este país es Paula Galimberti.

Es la proyección de Hila Di Castro en Madrid dentro de lo que ha supuesto este proyecto global que ha sido representar Woman Up por un solo día, en diferentes países y continentes en conmemoración del día de la mujer.

Paula es actriz, directora, entrenadora e improvisadora y co-fundadora de la compañía JAMMING en el año 2003, uno de los puntales del teatro de improvisación de este país.

¿Cómo se siente ser mujer en este planeta? 1

Carlos Garries – ¿Qué es Woman Up?

Paula Galimberti – En realidad “Woman Up” es un espectáculo creado y dirigido por Hila Di Castro que tuve la gran suerte de poder interpretarlo en el Festival Pandora en Italia y la verdad que me encantó. Nos fue tan bien en ese festival que después lo hemos representado en otros festivales. Ella lleva tiempo representando este formato.

Hila y yo nos hemos hecho muy amigas y de ahí surgió el proyecto de representar Woman Up

el 8 de marzo, día de la mujer hacerlo simultáneamente en varias ciudades del mundo: Canadá, Colombia, Bélgica, Alemania, España, Israel y Austria.

C.G.- ¿Entonces es un proyecto global?

P.G.- Sí, porque somos todas nosotras representando la obra, es la unión de mujeres amigas e improvisadoras de todas partes del mundo que nos conocemos y que nos hemos unido para llevar este proyecto hacia adelante. Así que, yo lo estoy organizando aquí en España y hay otras cabezas pensantes que lo están llevando a cabo en los países que te he comentado. Vamos a mover mucha energía y esperemos que luego esa energía sirva para poder hacerlo más veces, poder viajar por todas partes y darle voz a esto.

C.G. – ¿En algún momento pensasteis en interconectar todas las funciones en un solo momento?

P.G.- La idea era poder hacerlo todas a la vez, pero eso era imposible porque con los teatros no se tenía la misma disponibilidad además debíamos contar con las diferentes franjas horarias en las que se iba a interpretar en los diferentes continentes, pero sí que es verdad que hemos estado interconectadas, con llamadas, videos, fotografías mientras estábamos ensayando.

C.G.- ¿Desde el teatro de improvisación hacia el teatro inclusivo?

P.G.- Teníamos muchas ganas todas, pero para Hila mas, porque es uno de sus grandes proyectos, ella es una de las grandes maestras mundiales de la improvisación que tienen que ver con la inclusión con el género, da cursos, charlas, conferencias. El show no es nada, cómo decirlo, separatistas, no es nosotras improvisamos y vosotros, los hombres, os jodéis. Para nada es ese el pensamiento, el mensaje es “Oye estemos todos juntos, es una lucha conjunta, tenemos voz, nosotras también escucharnos, pero deseamos que sea inclusivo para hombres y mujeres, para todos”.

C.G.- ¿Cómo se crea un formato construido sobre 4 preguntas?

P.G.- Lo divertido es que nos hacemos preguntas, pero no sabemos las respuestas. Sé como va a ser mi improvisación, pero no las de mis compañeras. Indudablemente, hay un trabajo previo y se tienen preparadas tres o cuatro respuestas para no responder a la pregunta todas por igual, tenemos distintas opciones y sobre las respuestas que demos vamos a contar una pequeña historia, cortita y después vamos a improvisar sobre todas las ideas que hayamos podido asociar.

C.G.- ¿Y cómo surge esa canción final?

¿Cómo se siente ser mujer en este planeta? 2

P.G.- El final siempre es una frase que decimos cada una de nosotras y la canción es jugar al juego de las sillas. La que se queda sin poder sentarse tiene que cantar obligatoriamente una canción con un tema que nos ha dado la audiencia, por ejemplo “Dinos una palabra que te parezca femenina.”

C.G.- Estamos hablando de temas femeninos, pero que afecta tanto a la vida de los hombres como a las mujeres.

P.G.- Al final son los temas que definen a la vida, sobre todo porque el ser inclusivo pasa a ser un camino por el cual transitamos mujeres y hombres en el día a día. Indudablemente, hay momentos en el espectáculo donde somos más reivindicativas y sale nuestra guerrera que llevamos dentro pero también hay autocrítica en el sentido de que también nosotras, a veces somos machistas, a veces nos confundimos, a veces lo utilizamos y luego nos quejamos, por eso te digo que es muy global.

No es para nada Chichi Power Forever nosotras venceremos, es como decir que nosotras tenemos todas estas capacidades, nos pasan todas estas cosas, por si acaso, vosotros hombres, no lo sabéis. A las mujeres nos ocurren cosas donde nos sentimos de menos, donde nos sentimos de más, donde somos machistas, donde nos gustaría no serlo, pero nos damos cuenta de que lo somos, donde somos feministas y no se nos escucha, o sea, es todo. El espectáculo quiere englobar todo eso para que también los hombres y las mujeres nos podamos sentir identificados en el espectáculo.

C.G.- ¿Quién es Hila Di Castro, la creadora de Woman Up?

P.G.- Hila Di Castro es una actriz, coach, directora, improvisadora, maestra e israelí que yo tuve la gran suerte de conocer hace unos años cuando ella me invitó a un festival de teatro de improvisación. Es una gran profesional que siempre ha tenido la voluntad de poder hacer un teatro más inclusivo, de darle voz a las mujeres y finalmente se le ocurrió esta idea, que decidí adaptarla a nuestro país, lo mejor es que ella se ha prestado a esta idea y la verdad es que estoy feliz por ello.

Es en Israel donde Hila empezó a representar la obra hace unos años en un pequeño teatro que tiene unas 150 o 200 localidades. Ahora está eufórica y loca de contenta sabiendo que aquí, en Madrid, lo hacemos en el Teatro Maravillas, que tiene un aforo de 400 personas y que se va a representar en más partes del mundo.

C.G.- ¿Cómo elegiste a tus compañeras de reparto?

P.G.- Hay un montón de mujeres que improvisan fantásticamente bien en este país Ana Morrgade es una de mis mejores amigas además de ser una grandísima actriz, una grandísima improvisadora y una grandísima cómica. Encarni Corrales es de Zaragoza y la incluí porque me apetecía que hubiera gente que no fuera solo de Madrid y es una actriz espectacular, tiene una fuerza y un talento increíble, es psicóloga y además interpreta, canta o sea una barbaridad. Y también contamos con Laura Márquez, tenemos la gran suerte de que es la persona que me cubre a mí cuando yo no puedo estar en Jamming, es súper divertida, súper cómica, y súper talentosa. Ellas fueron las elegidas, pero con el corazón en la mano, me quedo con ganas de llamar a otras porque conozco a muchas más y me encantaría haberlas incluido, pero la verdad es que tenemos mucha química entre nosotras y supe que debíamos ir a tope con este elenco.

C.G.- ¿Crees que Woman Up tendrá más representaciones aparte de esta función del día 7 de marzo en el Teatro Maravillas?

¿Cómo se siente ser mujer en este planeta? 3

P.G.- A mí ya me han llamado por teléfono productores de otras partes: “Oye, por qué no venís ¿Por qué no lo hacemos?, ¿Por qué no vamos a otras partes?”. Entonces espero con el corazón en la mano que ocurra y que no se quede solo en este jueves o en esta semana, que se pueda hacer en otra ciudad de España, que se pueda llamar a otras mujeres y que podamos darle más fuerza todavía, claro que sí.

C.G.- ¿Cuánto tiempo lleváis representando Jamming?

P.G.- Con Jamming llevamos 21 años.

C.G.- ¿Puedes explicarme como es el teatro de improvisación?

P.G.- El teatro de improvisación qué hacemos nosotros tiene una serie de reglas, como por ejemplo, no podemos ensayar porque no sabemos lo que vamos a hacer, pero sí podemos entrenar. ¿Qué entrenamos? La conexión entre nosotros, y la manera de poder contar historias, no como la dramaturgia de las historias, los estilos en los que hacemos las historias, qué va a ver el espectador.

El espectador que viene a Jamming ve una sesión, como la llamamos nosotros, donde él pone un título y desde ese titling nosotros creamos una historia en un string que también elige al azar el espectador, es una historia entre 7 o 9 minutos que tiene su principio y su final en el string que se ha decidido, pero que se está improvisando en el momento, o sea, es teatro de aquí y ahora, creación pura en el momento.

C.G.- ¿Un teatro diferente al de texto?

P.G.- Bueno, no, no quiero desmerecer el teatro de texto que también tiene su trabajo, hacer una obra de texto y que suene fresca cada vez que la repites una y otra vez. El Teatro de Improvisación surge desde otro lugar, no deja de ser teatro, pero nosotros en Jamming además de actores somos improvisadores.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario