DEJAR DE QUEJARSE PARA SER MÁS FELIZ

Cuántas personas alrededor nuestro se quejan cada día de lo mismo:

—Me han tratado mal en el trabajo… estoy hart@

—Me ha hecho esto o lo otro…es un sin vergüenza

—Otra vez me ha …. estoy cansad@

—Siempre me ocurre a mí… ¿Con cuánta frecuencia oyes las mismas personas quejándose de todo, todos los días?

—¿Y qué haces?

—¿Qué le respondes?

—¿Le ayudas a solucionarlo o entras en su mundo? Y te quejas tú también.

—¿Qué hay detrás de cada queja? Un reclamo emocional desatendido, sí… Pero, Después de indicarle todo lo positivo que hay en ella, y de explicarle que es su manera de expresar su sentir, le pregunto cómo podría solucionarlo.

—¿Qué cree que podría hacer para salir de esa situación?

—Le ayudo a ver qué posibilidades tiene para estar en paz…

¿PERO SI NO QUIERE HACER NADA PARA SOLUCIONARLO Y SIGUE QUEJÁNDOSE?

Le invito a que deje de hacerlo cuando estamos junt@s, le he ofrecido mi ayuda para solucionarlo, si no quiere dejar de lamentarse y de hacerse la víctima, me alejo.

Hay personas que les gusta hacerse la víctima para atraer la atención. Todos hemos pasado, y seguimos viviendo a lo largo de nuestra vida, momentos y situaciones de malestar, de conflictos, de impotencia, de sufrimiento.

DEJAR DE QUEJARSE PARA SER MÁS FELIZ 1

Enfrentamientos desagradables para cada un@, es necesario desahogarse con una persona de confianza o no, lo principal es poder hablar y expresar lo que nos ocurre. expresar nuestro sentir.

Lo que quiero decir es que una vivencia desagradable que se repite, ES IMPRESCINDIBLE ACTUAR, HACER ALGO.

Soy la primera en utilizar las herramientas que tengo, siempre que me encuentro en una situación de malestar que se repite, siendo una carga que que impide que me sienta del todo bien.

Necesito analizar y solucionar.

Debido a mi infancia, arrastro heridas que se abren cada vez que un hecho me hace sentir realmente mal.

Por supuesto, gracias a todas las liberaciones emocionales que me han hecho que he podido hacerme, puedo decir que más avanzo en el tiempo, mejor me siento y no tiene precio.

DEJAR DE QUEJARSE PARA SER MÁS FELIZ 2

PERO esta vez, llevaba ya varios meses, preocupada por tener que soportar un «maltrato». Cuando digo maltrato, quiero decir, tener “una superiora” muy desagradable, encima, sinceramente ya estaba harta. Casi cada día, críticas por una coma o un punto…

Siendo consciente de que nuestras heridas nos atraen personas que vienen a tocar dónde más nos duele, hice varios trabajos personales, afirmaciones, pensamientos agradables hacia esa persona… pero todo seguía igual…  

DEJAR DE QUEJARSE PARA SER MÁS FELIZ 3

Hasta que decidí pedir ayuda para que me hagan una liberación emocional.

¡Fue un éxito rotundo!

Y cómo suelo decir, un milagro.

El lunes siguiente me empezaron a llover los contratos aceptados de clientes que no me hacían caso, el martes, miércoles, jueves… Y lo mejor, me transforma, cuando se acercó a mí para volver a criticarme…me levanté…me enfrente…⚡🌀 Y me quede tan bien, tan bien… que solo puedo contaros mi aventura para disolver cualquier duda que siga en vuestra mente con el resultado de cada sesión. Me había liberado…. otra herida curada definitivamente.

Un regalo

DEJAR DE QUEJARSE PARA SER MÁS FELIZ 4

Un verdadero regalo, hubo otro acontecimiento bastante fuerte durante esa semana que seguramente fue el resultado de todas las afirmaciones, bendiciones que hice durante meses.

Muy importante: nunca criticar, ni tener pensamientos ofensivos hacía esas personas que nos tratan mal. Siempre trabajarse uno mismo dónde nosotr@s mism@s, nos faltamos el respeto.

PLAN DE ESCAPE

ESTRELLA AGUILAR RIESCO

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario