DESENTRAÑANDO EL MISTERIO DEL SII, (1ª PARTE)

DESENTRAÑANDO EL MISTERIO DEL SII

Causas, síntomas y soluciones Vivir con SII 

¿Reconoces este sentimiento? 

Te despiertas por la mañana con un nudo en el estómago, anticipando el malestar y el dolor que te acompañará durante todo el día. 

Comienzas tu día eligiendo cuidadosamente tu atuendo, evitando cualquier cosa que pueda agravar tu sensible sistema digestivo. Optas por ropa holgada que no ejerza presión sobre tu barriga hinchada. 

A medida que te diriges al trabajo o la escuela, empiezas a sentir los primeros signos de angustia: calambres, hinchazón y la necesidad de usar el baño. 

Intentas seguir adelante, pero es difícil concentrarte cuando su intestino está pidiendo a gritos alivio. 

DESENTRAÑANDO EL MISTERIO DEL SII, (1ª PARTE) 1

Sientes que no puede escapar de la incomodidad y estás constantemente preocupada por la posibilidad de un accidente vergonzoso. 

Empiezas a sentirte aislada y sola, como si nadie más entendiera por lo que estás pasando. 

Sientes que no puede hacer planes ni comprometerte con nada porque nunca sabes cuándo estallarán sus síntomas. Intentas ser proactiva y realizar un seguimiento de tu dieta y estilo de vida, pero es difícil identificar qué desencadena tus síntomas. 

Comienzas a sentirte frustrada y derrotada, como si nunca encontraras alivio para esta condición crónica. 

Pero no estás sola. 

Millones de personas en todo el mundo experimentan las luchas diarias de vivir con el Síndrome del Intestino Irritable (SII).

Y hay recursos y tratamientos disponibles para ayudar a controlar tus síntomas y mejorar tu calidad de vida. 

¿Qué es el SII? 

SII, también conocido como Síndrome del Intestino Irritable, es un trastorno complejo y a menudo incomprendido que afecta a millones de personas en todo el mundo. A diferencia de otros trastornos gastrointestinales, el SII no es una sola enfermedad con una sola causa. En cambio, es una constelación de síntomas que pueden variar en severidad y frecuencia de persona a persona. 

Estos síntomas pueden incluir: 

● Hinchazón 

● Gases 

● Calambres 

● Dolor abdominal 

● Diarrea 

● Estreñimiento 

DESENTRAÑANDO EL MISTERIO DEL SII, (1ª PARTE) 2

Pueden aparecer y desaparecer aparentemente al azar, lo que dificulta su predicción o manejo. 

El SII no está clasificado oficialmente como una enfermedad autoinmune, pero comparte muchos factores de riesgo con los trastornos autoinmunes. 

Estos incluyen intestino permeable, factores dietéticos, infecciones, inflamación, toxinas y estrés. 

A pesar de su prevalencia, el SII a menudo no se diagnostica o se diagnostica erróneamente, lo que hace que los pacientes se sientan frustrados y aislados. 

Causas raíz del SII: Como se mencionó anteriormente, el SII a menudo no tiene una causa raíz, sino muchos factores contribuyentes que conducen a la constelación de síntomas. 

Las causas raíz comunes del SII incluyen: 

● Desequilibrios del microbioma intestinal 

● Sensibilidades/intolerancias alimentarias 

● Estrés y ansiedad 

● Desequilibrios hormonales 

Desequilibrios del microbioma intestinal:

El microbioma intestinal es una comunidad compleja de microorganismos, que incluye bacterias, virus y hongos, que viven en el tracto digestivo. Estos microorganismos juegan un papel esencial en el mantenimiento de la salud digestiva al ayudar en la descomposición de los alimentos y la absorción de nutrientes, además de ayudar a proteger contra patógenos dañinos. 

Cuando hay un desequilibrio en el microbioma intestinal, lo que significa que hay demasiados microorganismos dañinos o muy pocos beneficiosos, esto puede provocar varios problemas digestivos, incluido el SII. 

Un microbioma interrumpido puede causar una variedad de problemas para las personas con SII, como: 

DESENTRAÑANDO EL MISTERIO DEL SII, (1ª PARTE) 3

1. Inflamación: un desequilibrio en las bacterias intestinales puede desencadenar una inflamación en el intestino, lo que puede causar síntomas como distensión abdominal, dolor abdominal y diarrea. 

2. Motilidad intestinal alterada: el microbioma intestinal también puede afectar el movimiento de los alimentos a través del tracto digestivo. Un desequilibrio en las bacterias intestinales puede ralentizar o acelerar el proceso digestivo, lo que provoca síntomas como estreñimiento o diarrea. 

3. Mayor sensibilidad a los alimentos: los cambios en las bacterias intestinales pueden aumentar la sensibilidad a ciertos alimentos, lo que provoca síntomas como distensión abdominal, gases y dolor abdominal. 

4. Deterioro de la función inmunológica: el microbioma intestinal desempeña un papel fundamental en el apoyo a la función inmunológica. Cuando se interrumpe el microbioma intestinal, esto puede afectar la capacidad del sistema inmunitario para combatir los patógenos dañinos, lo que lleva a una mayor susceptibilidad a la infección y la inflamación. 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario