DESPERTANDO TU PASIÓN INTERIOR

El Papel de la Meditación en el Tantra 

¿Te has preguntado alguna vez cómo puedes profundizar tus conexiones sexuales y espirituales? Has escuchado hablar sobre el tantra y sus secretos para una sexualidad más consciente y profunda, pero ¿sabías que la meditación puede ser tu aliada en este viaje de exploración y conexión? 

Pero ¿qué tiene que ver la meditación en todo esto? 

En un mundo lleno de distracciones y estrés, la meditación y el tantra ofrece una puerta hacia una sexualidad consciente y una conexión más profunda con tu pareja. Te invito a que exploremos el papel de la meditación en la práctica del tantra y cómo puede expandir tu conciencia también en el ámbito sexual. 

Osho, “La meditación es el arte de escuchar el silencio de tu ser interior”. 

El tantra es una antigua tradición que nos invita a explorar la sexualidad con un enfoque consciente y espiritual. 

La meditación es como el bálsamo para el alma, una herramienta que te prepara para adentrarte en las profundidades del tantra.

Esta práctica milenaria te permite sintonizar con tus deseos más profundos, con tus emociones y con tus necesidades, despejando la mente. 

Ahora bien, no porque busque mantener la mente “en blanco” como algunas personas erróneamente creen, sino trayéndonos percepción de nuestro “ahora”, escuchando el silencio interior y abriendo el corazón a nuevas experiencias. 

Podemos crear un rincón sagrado dentro de nosotrxs.

DESPERTANDO TU PASIÓN INTERIOR 1

Imagina esto como tu pequeño oasis de amor y exploración. Y, ¿adivina qué? 

La meditación es la llave que abre la puerta a ese lugar secreto. 

Conexión, la Clave del Tantra 

En el tantra, la conexión es fundamental. Piensa en el tantra como un camino hacia la intimidad más allá de lo que conoces. Es como abrir un regalo sorpresa de la vida y descubrir sus maravillas en pareja. 

Pero ¿cómo entra la meditación en este juego? 

Imagina que la meditación es como tu entrenador personal, preparándote para el maratón de la intimidad consciente. 

No se trata solo de la conexión física, sino de la conexión emocional y espiritual con tu pareja. La meditación te ayuda a abrirte a estas conexiones de una manera más profunda y significativa. 

Al meditar, te vuelves más consciente de tus propias emociones y pensamientos, lo que te permite comunicarte de manera más efectiva con tu pareja. 

La meditación te ayuda a encontrar un espacio en tu mente y en tu corazón donde puedes explorar tus deseos, miedos y expectativas. Es decir, lograr “crear un espacio sagrado dentro de ti”. Al hacerlo, te conviertes en aquello que normalmente esperas de la pareja: ser más comprensivx y abiertx en tu relación. 

Explorando la Energía Sexual

En el tantra, la energía sexual se considera una fuente poderosa de vitalidad y conciencia. Todxs la sentimos, pero no todxs sabemos cómo usarla. 

La meditación te ayuda a canalizar esta energía de manera efectiva. Una técnica común es la meditación en la respiración, donde te concentras en tu respiración para aumentar la conciencia de tu cuerpo y tus sensaciones. Es como afinar un instrumento antes de tocar una hermosa melodía. 

Al enfocarnos en nuestra respiración, nos volvemos más conscientes de nuestro cuerpo y nuestras sensaciones. 

Esto nos permite sentir la energía sexual con más intensidad, como una ola que nos lleva a lugares inexplorados o incluso poder llevarla a áreas específicas de nuestra vida. 

Cuando nos enfocamos en la respiración y hacemos de esta una meditación, se convierte en el puente que une el sexo y la espiritualidad. 

DESPERTANDO TU PASIÓN INTERIOR 2

Al enfocarte en la respiración durante la intimidad, puedes expandir la conciencia sexual, experimentar orgasmos más profundos y aumentar la conexión con tu pareja. 

Meditación en la Vida Cotidiana 

Entonces, ¿cómo puedes llevar la meditación y el tantra a tu vida cotidiana? 

La belleza de la meditación es que no se limita al dormitorio. Puedes llevarla contigo a todas partes. No necesitas un rincón especial o una hora específica del día. Solo necesitas unos minutos de silencio. 

Siéntate, respira y observa tu mente. Puedes hacerlo solx o en pareja. 

Una práctica simple para introducir la meditación en tu vida cotidiana es tomar unos minutos cada día para sentarte en silencio y prestar atención a tu respiración: como entra y sale el aire por tus fosas nasales, su temperatura, el recorrido en tu interior… Si decidís hacerlo juntxs, os ayudará a estar más presentes para la relación, fomentando una conexión más profunda y a acercarte a tu vida cotidiana de una manera más consciente. 

Deepak Chopra enfatiza que “la meditación diaria es una práctica que te conecta contigo mismo y con el mundo”. Esta conexión te permite llevar la conciencia sexual más allá de la alcoba y convertirla en un aspecto integral de tu vida. 

Algo de humor 

En serio, ¿quién dijo que el tantra y la meditación tienen que ser cosas serias? Puedes reírte. De hecho, el tantra y el humor pueden ser amigos inseparables. 

El tantra no es una carrera para lograr un objetivo, es una exploración, y el humor puede ayudarnos a relajarnos, a liberar tensiones y a sentirnos más cómodxs en este camino. 

Permíteme compartir una anécdota. 

Recuerdo la primera vez que mi pareja y yo intentamos una técnica de tantra mientras meditábamos. Estábamos sentados, respirando profundamente y tratando de sintonizar nuestras energías, … Al principio éramos incapaces. Parecíamos los torpes del baile dándose pisotones. La cosa es que en vez de enfadarnos o frustrarnos, nos reímos con una risa contagiosa que llenó la habitación. 

¿Sabes qué? Esa risa nos unió de manera increíble, nos conectó de una manera que ninguna técnica perfecta podría hacerlo. 

En resumen, la meditación y el tantra se entrelazan de manera hermosa para crear una experiencia de conciencia sexual profunda y significativa. 

DESPERTANDO TU PASIÓN INTERIOR 3

A medida que exploras tu sexualidad con una mente y un corazón abierto, puedes expandir tus horizontes y fortalecer tus conexiones. 

No importa si eres principiante o experta en estas prácticas; siempre hay espacio para crecer y profundizar. 

Recuerda que el tantra no es solo para la alcoba; es un camino de vida. Aprovecha la meditación para encontrar ese espacio interno, conectar con tu pareja de una manera más profunda y, por supuesto, ¡no olvides reír en el camino! 

Al final del día, el tantra y la meditación pueden ser una hermosa aventura compartida que te guía hacia una sexualidad consciente y una conexión espiritual más profunda. 

Espero que este artículo te inspire a explorar más, a reírte un poco y a seguir buscando la magia en cada momento de tu vida. 

Con amor. 

Abhaya Fdez. de Castro 

@laviadeltantra.abhaya

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario