CONVERSAR CON EL PROPÓSITO DE SANAR

Cuando nos sentimos escuchados realmente  es cuando podemos  sanar.

El simple hecho de sentirse escuchada/o habilita el camino de la sanación, es algo que sucede cuando se siente escuchada/o  desde el respeto, observada/o desde la igualdad, cuando me libero de la culpa, cuando me relajo y  mi sentir no está cuestionado, ni criticado ni juzgado, cuando puedo expresarme con mayor libertad

Imagina que estás conversando y que te están escuchando con todo su interés, por tanto, te sientes segura/o para abrirte emocionalmente y mostrar quién eres en realidad, sin filtros ni defensas, se da en un ambiente acogedor, donde la persona se dispone a escucharte aparece la libertad de manifestar  tus emociones y estados de ánimo que sólo surgen cuando estás cómoda/o.

CONVERSAR CON EL PROPÓSITO DE SANAR 1

 Cuando alguien nos escucha y comprende, nos sentimos validados y respetados

Reflexión

Párate un momento a reflexionar sobre esta pregunta: 

¿Cómo te sientes cuando alguien te escucha con toda su atención?

¿Qué podemos hacer cuando tenemos la necesidad de ser escuchados? 

Elige a la persona donde puedas confiar plenamente  y habla con él o ella sobre lo que estás sintiendo. A veces, simplemente hablar de tus sentimientos puede ayudarte a sentirte mejor.

Comunica  realmente tus necesidades: 

Si necesitas ser escuchado o comprendida/o, comunica tus necesidades.

 Si alguien no sabe que necesitas su ayuda, es posible que no sepa cómo ayudarte

Practica el «yo» en lugar del «tú»

En lugar de culpar o señalar a la otra persona, enfócate en tus propios sentimientos y experiencias. Por ejemplo, en lugar de decir «tú nunca me entiendes», puedes decir, me siento frustrada/o cuando no me siento comprendida/o.

En resumen, la necesidad de sentirse escuchado y comprendido es un deseo humano básico y comprensible.

 Sentirse validado y conectado con los demás puede ser esencial para nuestra salud mental y emocional. 

No juzgar 

Cuando compartes  una preocupación, un asunto importante, necesita atención, no un juicio de valor.

Si en el momento más vulnerable, en el momento en el que te estás abriendo y estás dejando al desnudo tus errores, tus traumas, tus miedos, la persona que escucha, te juzga, te critica, se enfada,  seguramente no volverás a querer hacerlo más.

Personalmente, mi mayor aprendizaje de la escucha  es la capacidad de no juzgar a la otra persona por lo que está diciendo.

Ya para concluir, comparto  este texto de Richard O’Donnell que resume lo que he querido expresar en este artículo:

 «Cuando te pido que me escuches y tu empiezas a darme consejos, no has hecho lo que te he pedido. 

Cuando te pido que me escuches, y tú empiezas a decirme por qué no tendría que sentirme así, no respetas mis sentimientos. 

Cuando te pido que me escuches, y tú sientes el deber de hacer algo para resolver mi problema, no respondes a mis necesidades. ¡Escúchame! Todo lo que te pido es que me escuches, no que hables ni que hagas. Solo que me escuches. Aconsejar es fácil. 

Pero yo no soy un incapaz. Quizá esté desanimado o en dificultad, pero yo no soy un inútil. 

Cuando tú haces por mí lo que yo mismo podría hacer y no necesito, no haces más que contribuir a mi inseguridad. 

Pero cuando aceptas, simplemente, que lo que siento me pertenece, aunque sea irracional, entonces no tengo que intentar hacértelo entender, sino empezar a descubrir lo que hay dentro de mí».

Es el momento de elegir  conversaciones sanas, que nos nutran.

A esto me gusta llamarle ConverSanar.

CONVERSAR CON EL PROPÓSITO DE SANAR 2

Gracias por estar aquí, es un placer poder compartir pensamientos, reflexiones y experiencias contigo, si te interesa saber más me encuentras en el espacio de co- escucha en Innovia Behavioral Health, 

 En mi espacio “Amarte a ti mismo primero” todos los miércoles a las 20.00 horas España, 16.00 horas Uruguay vía Zoom. 

O escríbeme al e-mail yudithtechera9@gmail.com

Si quieres descubrir más…. Contáctame AQUÍ https://wa.link/wwdl70.

Facebook
Twitter
LinkedIn

1 comentario en «CONVERSAR CON EL PROPÓSITO DE SANAR»

  1. Gracias a que tenemos amigos y personas que se paran en una escucha activa, y se puede converSanar con ellas, podemos gestionar nuestras emociones.
    Fantástica propuesta esta de parar y escuchar para sanear

    Responder

Deja un comentario