Energía expansiva que posibilita y sigue a tu frecuencia

Hay un refrán popular que reza «uno enseña aquello que anhela aprender». Adhiero totalmente a esta expresión.

Dicho esto quiero compartirles reflexiones sobre ese señor tan famoso, controversial, requerido, buscado por todos: el  dinero. En su defensa inicial declaro que históricamente le han hecho mucho bullying al caballero.

A veces hasta en consulta, incomoda.

Sexo y dinero son temas tabú y ambos están profundamente conectados.

Solo siendo muy sexuales (nuestra energía creadora no genital) gestamos proyectos prósperos.

Todo está alojado en el mindset con que percibimos el dinero y la abundancia y cómo vivimos experiencias relacionadas a todo aquello que implique plenitud. A veces nos cuesta darle la bienvenida a nuestras vidas naturalmente.

Cuestionar el patrón financiero nos lleva a cuestionar el patrón laboral y de allí sin escalas nos veremos obligados a revisar las enseñanzas impartidas por nuestros ancestros.

A medida que ganamos conciencia descubrimos que el trabajo es una acción para aportar valor al mundo con el propio don.

A quienes sientan que trabajan desde siempre únicamente para ganar dinero los invito a revisar esto,  causa pena.

Salir de la propia ignorancia y decidirse a hacer las paces con el dinero comienza con la decisión de dejar de pensar en forma limitante y prejuiciosa.

Cambiar la mentalidad y mejorar esta relación supone desterrar muchas falsas creencias, no «borrándolas» sino investigando el origen de cada una, descubriendo su parte positiva, detectando para qué servía actuar así y re decidiendo por ideas más realistas, esperanzadoras y positivas. Pasando así de creencias limitantes a elegir creencias potenciadoras que pueden cambiar la vida de un modo muy determinante.

El famoso cuadrante de me gusta/No me gusta – Me conviene/no me conviene, colabora en esta exploración.

Es en el tiempo dedicado a desaprender y reaprender dónde llega la mejoría vincular. Darnos cuenta cuánto está gobernando nuestro inconsciente esos patrones adquiridos y cómo afectan nuestros vínculos de formas insospechadas a veces.

 Autoestima financiera es parte importante de crecer en amor propio significa no sólo la revisión de creencias sino también motivar la educación financiera.

Y al principio de este camino cualquier falta de recursos se puede subsanar con un extra de ingenio.

En este terreno inicial aclara la frase de Carl Jung: «camina como una mula para trepar la montaña». (Apoya una pata para ver si hay peligro de deslizamiento y si nota que es seguro, apoya la otra y continúa subiendo).

Este trabajo entiendo es muy «nuclear», tiene que ser abordado en algún momento, implica tomar responsabilidad absoluta por cómo elijo

ser persona en el mundo: víctima o protagonista. Y lo postergamos bastante, con la excusa de todo lo escuchado.

EL PESO DE LA CULPA. 1

Vamos ahora a refutar algunos de esos juicios inexactos.

  • Es escaso (el aire y el agua también lo son y no te privado de respirar ni tomar agua)
  • Es sucio (como todo trabajador que atiende a muchas personas diariamente)
  • Solo se consigue luchando (nada más atractivo para él que quien tiene la constancia de esperarlo un poco viviendo la propia pasión. No falla. Siempre aparece y acompaña)
  • Cambia a las personas (Nooo, solo enaltece y potencia quienes ya son)
  • Es malo (Es neutro)
  • La plata llama a la plata (la mayoría de los millonarios eran carentes en sus inicios)
  • Seré pobre pero honesto (¿y si te decides a ser rico y honesto?)
  • El dinero no da la felicidad (muy cierto, ¡la pobreza tampoco!)
  • No es posible ganarse la vida con aquello que te hace disfrutar (hoy el mundo a tu alcance vía internet. Aquello que te guste se puede difundir ampliamente y monetizar. Se han potenciado al infinito las posibilidades de hacerlo)
  • Los ricos son mezquinos (Nooo, hay seres humanos. Algunos con dinero y mezquindad y algunos pobres también mezquinos)

Podría seguir al infinito. Te invito a que sumes en comentarios los tuyos…

Por último quiero compartirles un ejercicio de la maestra espiritual Bayron Katie, que es útil para situaciones disonantes.

Ella llegó a sentirse tan indigna que durmió por dos años en el piso, carente y llena de ira. En su peor momento «hizo un click» y responsabilizándose por su actitud y creencias pudo revertirlas. Creó un sistema que se enseña por todo el mundo llamado The Work que trabaja las proyecciones y el hacerse responsable. Los invito a que visiten su web o videos, es muy simple y efectiva su técnica.

Este se llama «juzga tu dinero» y nos hace conscientes de nuestras proyecciones y cómo lo ponemos «fuera» en lugar de hacernos cargo de cada elección que hacemos.EL PESO DE LA CULPA. 2

Algunos ejemplos de inversiones: «estoy feliz porque el dinero está allí cuando lo necesito, es abundante». «Temo que el dinero sea difícil de ganar».

 El dinero es energía pura. Nada más que eso. Pero a menudo lo cubrimos con tantos disfraces monstruosos que hacemos exactamente lo contrario de recibirlo a nuestras vidas.

 Brillantes frecuencias es la clave. El trabajo y todo el trabajo son en ti y contigo.

 Si lo tienes, disfrútalo y compártelo que da multiplica felicidad, ¿verdad? Caso contrario, como la mula, sobre seguro camina a su encuentro. Siéntete merecedor de brillar en todo aspecto porque créeme, te lo aseguro, lo eres. Todos podemos decidir tener una vida abundante. Gratitud es poco, conmovida por tu presencia hasta aquí. Hasta nuestra cita en setiembre. Aquí estaré para compartir.

EL PESO DE LA CULPA. 1

Cl. Viviana Villanueva

Crédito fotos: Pixabay

EL PESO DE LA CULPA.

Àlex Garland saltó a la fama con su película “Ex Machina” en el año 2014 y su siguiente film “Aniquilación” del 2018 fue uno de los mejores films de ciencia ficción y terror de aquel año.

EL PESO DE LA CULPA. 4

Sin salirse de su estilo de filmar y narrar historias profundamente psicológicas sobre la condición humana, nos llega “MEN”, cuya protagonista es una joven esposa (Jessie Buckley) que decide divorciarse del marido y para poner distancia, decide alquilar una casa en la campiña británica.

Allí en tan solo 24 horas y a través de magníficos flash backs, descubriremos que carga a sus espaldas una culpa mayor y donde los personajes que la rodean en esa casa, todo hombres por cierto, tienen algo que ver de lo que huye.

Película de cocción lenta no apta para el gran público y que mezcla drama, terror y ciencia ficción, con unos efectos especiales muy logrados.

EL PESO DE LA CULPA. 5

MEN es una pequeña joya a descubrir, si quieres ver algo diferente en el cine.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario