El poder de la comunicación

Quiero empezar este artículo del mes de julio, con el que la revista digital “Brillantes Sensaciones” cumple su primer año de vida, con una frase pronunciada recientemente por Alexia Putellas, reconocida internacionalmente en su faceta deportiva con el Balón de Oro, en un deporte mayoritariamente masculino, en el que las mujeres están pisando fuerte y ahora, además, ha sido nombrada embajadora de una importante firma de cosméticos.

“Me levanto cada mañana pensando que soy una privilegiada”

Con esta frase, que perfectamente puede ser el título de mi artículo, quiero hacer una reflexión sobre este último año de mi vida en el que añadí una actividad más en mi rutina diaria. Cuando Martha me propuso colaborar en la revista digital, no lo dudé en ningún momento, reconozco que soy muy lanzada, especialista en tirarme a piscinas sin agua, a nadar contra corriente, a utilizar las piedras que me encuentro en el camino para construir puentes que me hagan llegar a la otra orilla. Aunque a veces esa orilla ni siquiera exista, yo la dibujo, la invento, creo mis propias metas y me marco un objetivo: Disfrutar mucho con todo lo que hago, por eso me siento una mujer privilegiada.

Porque en un punto lejano, siempre intento ver un amplio horizonte, fijo mi mirada, me pongo alas para volar y llegar a donde quiero. Y eso es lo que he hecho en este último año, desde el verano de 2021, en el que la situación de aislamiento, soledad y tristeza provocada por la pandemia de la COVID-19, nos hacía sentirnos presas, solitarias y, a veces, sin voz. Y así empezó mi aventura como colaboradora en la revista, rompiendo los barrotes de mi celda, abriendo las puertas de mi corazón y poniendo un gran altavoz para que se pueda leer y escuchar, alto y fuerte, sin papel, a través de la palabra y en un formato digital que nos permite viajar casi a la velocidad de la luz, contactar con cualquier punto geográfico por lejos que esté; informar, aprender, compartir.

El poder de la comunicación 1
mandy-von-stahl-VDiGTEO0TYY-unsplash

Ese es el gran poder de la comunicación, no hay barreras que pongan freno a la capacidad de nuestras palabras dentro de una revista cargada de brillantes sensaciones. ¡Qué gran nombre para una revista que, desde el minuto uno, ha brillado con luz propia! Quiero felicitar desde aquí a ese gran equipo y decir que me siento una mujer privilegiada por tener, mes a mes, la posibilidad de contar con un escenario virtual, la revista BS, en el que puedo representar, a través de la palabra, una historia diferente, con paisajes variados en los que cada lector se pueda sentir cómodo, vivir experiencias que le hagan sentirse protagonista.

Eso es lo que he pretendido cada mes con mis artículos, acercar realidades que, de una manera u otra, nos afectan a todos. Espero y deseo de corazón una larga trayectoria a la revista digital BS para que siga brillando mucho tiempo.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario