EL REIKI Y COMO MANIFESTAR TUS DESEOS

En la tarde de la luna nueva busca una vela blanca, y ten claro tu deseo.

Coloca la vela en un lugar seguro y dibuja los símbolos de Reiki en su superficie lo puedes hacer en el aire o dibujarlos en las velas, según en el nivel que estés.  Pon la intención de que la vela emita Reiki y forme una burbuja de energía poderosa en el espacio que te rodea.

A continuación, traza en el aire todos los símbolos de Reiki en los que estés iniciado y pide a las energías más puras que se hagan presentes en este espacio.  Si estás en primer nivel de Reiki también lo puedes hacer, pero sin los símbolos.

Siéntate cómodamente, cierra los ojos y tómate unos instantes para conectar con tu Yo Superior.

En este espacio cargado de Reiki coge un lápiz y un papel y escribe una carta al Universo.  En la carta manifiesta tu intención lo más clara posible.  Escríbelo con tus propias palabras, desde el corazón.  No es pedir, es sentir que mereces, tampoco te centres en los obstáculos ya que ello genera vibraciones de carencia. 

Escribe tu deseo con claridad y confianza, en positivo, sintiendo que ya se ha cumplido.  Dibuja los símbolos de Reiki en el papel y recuerda poner al final “Gracias y que se cumpla de manera Perfecta”

Coloca la carta la carta abierta en tu altar o en tu rincón favorito, mesa, una bandeja, o un paño y déjala ahí toda la noche.   Pon encima de la carta la piedra de la luna, el cristal o un Quarzo rosa, asegúrate de haberla limpiado y cargado con Reiki

Al día siguiente agradece al universo, divinidad o Dios por recibir tu petición; confía en que tu mensaje haya llegado.  Como la carta ya ha cumplido su misión, puedes quemarla con muchísima precaución o guardarla hasta la siguiente luna llena y quemarla tras haberla revisado y confirmado el cumplimiento de tus deseos.

Agradece al Universo, a la Energía Reiki, a tus Guías, tu yo Superior, a quién tú creas, la ayuda que te han prestado en el proceso.  Déjate fluir, confía en cualquier acción que se te sugiera llevar a cabo y que sepas que recibirás lo que has pedido ¡O incluso mejor!!!

Lleva contigo el cristal que usaste, de la luna o cuarzo rosa, hasta la siguiente luna nueva, de ese modo estarás en sintonía con la vibración de la intención. Confío plenamente en el poder del Reiki.

Antes de quedarte dormido quédate con la sensación de tu deseo cumplido. Te aseguro que se manifestará.

Jomar Hernandez

Coach de Salud – Maestra de REIKI y Meditación

UTAH – USA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario