EN LA ACERA DE ENFRENTE 9

Ya estamos en verano en el hemisferio norte, por fin ya nos destapamos.

Este mes celebramos el primer año de nuestras “Brillantes sensaciones” aunque yo no he estado desde el primer número, pero feliz de participar desde este primer año.

Gracias a tod@s por el equipo que aquí formamos y a nuestr@s lector@s, que sin vosotr@s esto no tendría sentido.

El sexo es una manifestación de nuestra personalidad ligada

tanto a lo emocional como al instinto y claramente no es solo reproductivo.

Siempre se ha mantenido como un tema tabú o que muchas veces se saca en tono de broma, lo prohibido siempre ha sido más, nos atrae será por un carácter de querer doblegar lo establecido o simplemente much@s no lo ven así. Con tantas restricciones, prejuicios e incluso leyes en contra de la comunidad LGTB+, el sexo igualmente ha encontrado su punto donde aflorar, existir y satisfacer el instinto.

EN LA ACERA DE ENFRENTE 9 1

El “Cruising” es una práctica sexual, originariamente de la comunidad LGBT+, que consiste en tener sexo en lugares públicos como parques, bosques, playas, baños públicos, estaciones y lugares solitarios en general. El sexo en el “cruising” es anónimo y directo, habitualmente privado, aunque se practique en sitios públicos. En la actualidad aún se mantiene esta práctica y no es exclusiva de la comunidad LGTB+, aunque si nace (según los expertos) dentro de ella. No obstante, la apertura social de los últimos años y también las tecnologías han hecho que cruising no sea la única forma de contacto sexual anónimo o directo: aquí entramos en el mundo de las “apps” (aplicaciones) en las cuales tenemos todo un catálogo de oferta y demanda.

Cruissing V/S Apps

La diferencia es quizás la inmediatez, el contacto físico, la atracción, el morbo, el riesgo, etc. Principalmente, el Cruising demanda estar en el sitio, el lenguaje corporal es esencial, es una negociación de intereses inmediata, ya que el lugar es público y los riegos de ser “pillados” pueden llegar hasta una detención policial. En las Apps te encuentras un catálogo, el cual tienes que recorrer y comunicarte.

Importante, en ese catálogo también estas tú. La comunicación es escrita, muchas veces puede ser conversaciones largas, intercambio de fotos y toda una logística para encontrar el sitio donde hacer posible el encuentro.

Pero qué pasa si en el momento del encuentro la persona que viste en fotografías no es la que se presenta o esas fotos eran de algún remoto verano. Una de la diferencia al contacto in situ. El sexo casual dentro de los parámetros de la fantasía, adrenalina y el deseo tiene muchas aristas de la cuales no se hablan. Como la situación emocional de los protagonistas de esta historia fugaz, de los intereses de los individuos en cuestión.

El sexo casual o exprés no deja mucho más que una funcionalidad en las cuales no solo se debe tener precaución por la integridad física, es conocido que much@s agresores buscan a través de lugares de crusing o apps víctimas para sacar su homofobia y a través de la seducción llevar a practicar otra fantasía: La violencia.

Robos y atracos también se han dado en estas citas o encuentros.

En muchas ocasiones el tiempo de hablar tampoco se da y se va al acto sin tener en cuenta algunas prácticas que pueden ser de riesgo de infección o contagio de una ETS, por eso hay que tomar precauciones o tener claro a lo que vas y tener en cuenta los riesgos que corres. Pero volvamos a lo emocional, porque siempre se habla de todo lo que es relativo a lo físico, médico o lo legal.

EN LA ACERA DE ENFRENTE 9 2

Aun así, qué pasa con tus emociones al tener un contacto físico con otra u otras personas. No todo en el sexo es lo genital y muchas veces te encuentras en esa situación que la misma atracción te hace tocar o besar más allá o al contrario eres tú quien está siendo abordado por la otra persona en un sentido más emocional.

¿Cómo manejamos esto?

Plantearnos el respeto tanto hacia nosotros mismos en situaciones de no querer hacer algo ni menos forzar algo sabiendo hay que decir que no.

Nuestra emocionalidad debe estar preparada también para que el otro no me elija a mí, sea a través de un app o in situ de un cruising, tener claro que no somos del gusto de todos y a nosotr@s no nos gusta todo el mundo. Por eso mismo, además de los cientos de consejos que te den o leas de lo que es un encuentro casual por tu seguridad, también ten en cuenta tu seguridad emocional.

No pidas más de lo que hay, no des más de lo que realmente estás dispuesto a dar. Disfruta del sexo, disfruta de ti mismo, respeta al otro y respétate a ti mismo.

Sobre Cruising hay un libro bastante interesante que te da una perspectiva desde la homosexualidad masculina y la hetero curiosidad es

Cruising, Historia íntima de un pasatiempo radical” de Alex Espinoza.

Hemos hablado de Cruising, pero no hemos hablado de donde se origina esta palabra… Para algunos viene de la palabra Kruisen, que significa Cruz y hace referencia a personas que entrecruzan y sus miradas, también dando el ok a la práctica sexual.

Otros explican que el origen estaría en un bar de ambiente gay que estaba situado a las afueras de la localidad estadounidense de Albuquerque, Nuevo México, el Booze n’ Cruise, que estaba ubicado en plena Ruta 66 y que se hizo famoso en los años 70 entre los gays que pasaban por ahí debido a la apertura de su ambiente y a la posibilidad de tener encuentros casuales con otros hombres.

Sobre las Apps, se ha generado todo un lenguaje para entender que hay en un perfil, pero para entrar a todo ese despliegue de información dejaremos otro artículo.

Hablar de sexo no es un tabú, es sano, nos hace ver con perspectivas nuestras necesidades físicas, emociónales, afectivas.

Nos hace sentirnos segur@s con nosotr@s mism@s.

PD: Con Amor Miquel Claudì-López

@miquelclaudilopez

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario