ENTREVISTA A MAYRA ESTÉVEZ

Gracias Mayra por aceptar esta entrevista para Brillantes Sensaciones La Revista.

Llegaste a nosotras por medio de una lectora tuya y colaboradora nuestra; Encarni Bello.

Ella nos hablo de lo interesantes que son tus libros, por eso nos propusimos entrevistarte para conocerte mejor.

¿De dónde eres?

Me cuesta responder a esta pregunta. Nací en Madrid, pero solo estuve allí días, hasta que mi madre me llevó a Granada, junto a mis hermanos, donde nos esperaba mi padre. Solo estuve hasta los 7 años, trasladándonos de nuevo a Valladolid. En la capital, pasé mi niñez y juventud, y hace unos 15 años me vine a vivir a Tudela de Duero. ¿De dónde soy? Pues diría que del mundo, no siento ningún arraigo en particular, y sí cariño por cada lugar en donde he estado, aunque fuera de visita.

¿Tienes otra profesión aparte de escritora?

No. Estudié Ingeniería Agrícola, y aunque he trabajado en diversos puestos desde los 22 años (fue acabar la carrera y empezar mi vida laboral), hace 9 decidí dejarlo todo y publicar mi primera novela. Me centré a tiempo completo en la difícil tarea de editar, maquetar, distribuir y promocionar mis libros: una locura o una valentía.

¿Cuándo te diste cuenta de que querías escribir?

Desde que tengo uso de razón, he inventado todo tipo de historias para entretenerme: cuando iba andando sola, durante una espera, antes de que llegara el sueño… Era un juego más para mí… Al crecer, tuve etapas en que esa afición se ralentizó, pero siempre estuvo presente. Nunca tuve la necesidad de escribirlo, porque se quedaba en mi cerebro. La idea surgió al aparecer en mi mente el relato de Carla, que empezó a crecer y crecer tanto, que no me quedó otro remedio que abrir una página en blando en el ordenador y comenzar a trascribir lo que había imaginado. ¿Cuándo?, me cuesta precisar, ya que fue a ratos, a impulsos…, quizá, con más fuerza hará unos 15 años.

¿Quién es Carla, real o ficción?

Para mí Carla existe, puedo verla, tengo toda su vida delante de mí, como si la hubiera seguido, presente a su lado, durante cada etapa de su existencia. Me siento un fantasma que la ha acompañado hasta el final. Para el lector, a la gran mayoría les ocurre algo parecido, en mayor o menor medida: la trilogía es tan real que parece el relato de una abuela o bisabuela. Por eso ha gustado tanto, porque se vive de cerca y llega al corazón. Cada persona la hace suya, la coloca próximo a su residencia, en sus recuerdos, en su propia persona o en una conocida. Me duele cuando me llaman o escriben para decirme que se sienten identificadas con Carla, ya sea en el pasado o en el presente, y eso no es aceptable. Ninguna mujer en la actualidad debería reflejarse en este personaje, pero tristemente, aún convivimos con el machismo, la violencia y las costumbres sociales discriminatorias.

¿El tema de los colores, tiene algún significado importante para ti?

Es esencial en la saga de LOS COLORES. El rojo, azul, blanco y negro, serán símbolos de un ente que complicará la vida de mis personajes hasta límites inesperados. Al principio, solo lo veréis en los títulos de cada libro de la saga, pero, después, según se van descubriendo las novelas, uno percibe que esos colores significan algo, y al avanzar más, se unen entre ellos, al igual que cada una de las historias, formando una sola trama, en la que los protagonistas se unen ante un mal común, volviéndose aún más intrigante e interesante. Os animo a descubrir el enigma que guarda cada título: BAJO las DUNAS ROJAS, SOBRE el MAR AZUL, TRAS la TÚNICA BLANA, CON el VELO NEGRO y ¿El final de LOS COLORES? ¿Se resolverá el misterio?

¿De dónde sacas tu inspiración?

Me viene sola. Así de simple, aparece en mi mente, y me martiriza, hasta que logra que la escriba. Como os expliqué, desde pequeña, para mí era algo natural, una parte más de mí: inventar historias, personajes, ambientes y divertirme con ello. Ahora, sigue igual, solo que no presto tanta atención, porque me volvería loca: no tengo el mismo tiempo que en la infancia. Además, por mi enfermedad (fibromialgia), me cuesta realizar el proceso de escritura: sufro mucho, porque mi cerebro va a una velocidad y mi cuerpo a otra. Así que cuando mi cabeza está a punto de explotar, a causa de una idea que ha crecido demasiado, no me queda otra que pasarla a papel, y ahí llega el momento de lidiar entre ambas partes. Tras un largo y tedioso esfuerzo, en el momento de sacar un libro a la luz, siempre digo con rotundidad y firmeza: “¡No volveré a escribir más!”, pero hasta ahora he reincidido.

¿Por qué te auto publicas?

Con mi primer libro, ingenua e ilusionada, intenté acceder al mundo editorial, y pronto comprobé, tras muchos portazos que aquel camino no tenía recorrido. También, descubrí que existían variadas trampas donde caer, y ser estafado; y, otras, en las que el rendimiento para el escritor me resultaba injusto… Di varias vueltas, y terminé decidiéndome por la auto publicación, en donde lo malo y lo bueno caía en mí, realizando todo el proceso de creación, con gran esfuerzo y dedicación. Y, no me ha ido tan mal, tengo 11 libros auto editados: 8 novelas y 3 cuentos infantiles.

ENTREVISTA A MAYRA ESTÉVEZ 1

Tienes dos hijas, ¿alguna de ellas le gusta escribir? ¿Qué comentan de tus libros?

Tengo dos tesoros. Mis mejores creaciones son ellas, y, siempre afirmo con rotundidad que moriría y mataría por mis hijas. A ambas les encanta que sea escritora, creo que para los niños es algo idílico, y, en ocasiones, les tengo que explicar lo duro de este trabajo. La mayor, Inés, tiene 13 años, y, como se dice, en casa de herrero cuchillo de palo, no le gusta leer. Es así, y lo he tenido que aceptar. Pero es curioso, porque mis libros sí que los ha disfrutado: los tres cuentos, e, incluso, varias novelas (y eso que son de tamaño grande y con pasajes para adultos): imagino, que al ser de mamá, le ha entrado la curiosidad. La pequeña, Alicia, es muy diferente, le encanta leer y que la lean. Está aprendiendo, tiene 6 años, y siempre va con un libro de la mano: por supuesto, ya conoce las historias que he escrito para su edad, y no descarto que algún día se ponga a crear.

¿Cómo es un día en la vida de Mayra?

Bastante rutinario, me gusta la tranquilidad, la soledad, el silencio…, aunque no es siempre posible. Cuando la casa se queda vacía, aplico mi tiempo frente al ordenador; y en el momento en que se llena, ya sea en parte o en su totalidad, empleo mis horas en ellos, mi marido y mis hijas. Soy familiar, sencilla y diría que simple. No necesito mucho.

¿Dónde te gusta vivir, en el mar o la montaña?

Mar, mar y mar. Estoy hecha para vivir junto a él, y no sé por qué el destino me ha dejado en un lugar tan alejado de la playa y el buen tiempo. Me gusta el calor, el agua salada, no me molesta la arena pegada a mi cuerpo, ni las algas, ni las olas extremas, ni la falta de ellas… Quiero irme a vivir al mar, es una decisión que he terminado de tomar este verano, y, familiarmente, vamos a intentarlo, aunque no es fácil.

¿Crees que somos creadores de nuestro futuro?

Creo en el destino, en que tenemos un camino predeterminado, pero, a la vez, pienso que podemos tomar decisiones para cambiarlo, para lograr aquello que deseamos.

¿Tienes un rinconcito donde te inspiras y escribes?

Dispongo de una habitación con mis libros, ordenador, impresora, mis bolis especiales para dedicar y demás objetos. Pero no siempre estoy en ella, puedo escribir en cualquier lugar, no tengo preferencias.

ENTREVISTA A MAYRA ESTÉVEZ 2

¿Ya estas pensando en la próxima saga?

Lo dicho antes, mi mente nunca para, y, sí, en ella se albergan las historias futuras que, algún día, no tendré más remedio que escribir para no perder la cordura.

Ha sido todo un placer descubrir a Mayra Estévez, te doy las gracias en nombre del equipo de BS por esta amena entrevista y te deseamos muchos éxitos, que seguro los tendrás.

Muchas gracias a vosotros, e, igualmente, que todo os vaya de maravilla.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario