Mi nombre es Miriam Leiva Caballero. Soy matrona desde el 2006 y trabajo en un Centro de Atención Primaria en Reus, Tarragona, en el ASSIR, Asistencia a la Salud Sexual y Reproductiva, donde atendemos a las mujeres durante su ciclo vital: menarquía, educación afectivo- sexual, anticoncepción, embarazo, parto, postparto y menopausia. Además, acompaño, junto con un equipo de matronas, a las familias que desean tener un parto en casa, en la provincia de Tarragona.

Soy madre de dos niños de 12 y 6 años. Ellos son una de las fuerzas que me impulsa a la búsqueda y la trasformación personal constante.

Como socia fundadora de la Associació Papallones de Cambrils, creada en 2019, uno de nuestros objetivos es apoyar a la comunidad educativa proponiendo y organizando actividades que promuevan la crianza basada en el respeto mutuo, la comunicación y el afecto, fomentando su autonomía y autoestima.

El pasado mes de mayo, participé en la realización del primer taller afectivo-sexual con el alumnado de 3er ciclo, 5º y 6º de primaria, de la Escola Mas Clariana de Cambrils. La propuesta nace de mi inquietud como madre y como profesional. Sentía la necesidad de ofrecer un espacio en el que abordar el tema de la sexualidad, contemplando aspectos como el conocimiento del propio cuerpo, el placer, el respeto a la diversidad sexual y las relaciones interpersonales.

Experiencia de acompañamiento a la sexualidad desde la escuela 1

Las matronas impartimos normalmente este tipo de talleres en los institutos. Sabemos que vivimos en una realidad en constante cambio, y por lo tanto exige de nosotras una formación actualizada. Conocemos los datos que presenta el Informe: (Des) información sexual: pornografía y adolescencia, elaborado por Save the Children España, junio 2020, que revela que los y las adolescentes ven pornografía por primera vez a los 12 años y casi 7 de cada 10 (el 68,2%) consumen estos contenidos sexuales de forma frecuente, contenidos basados mayoritariamente en la violencia y la desigualdad. Estamos, por lo tanto, ante un reto importante, conseguir que los niños y niñas y futuros jóvenes puedan vivir su sexualidad de forma plena, segura, respetuosa y placentera. Para ello es imprescindible la colaboración de toda la comunidad educativa.

La sexualidad es inherente a la vida humana. Nos acompaña durante toda la vida. Se define como la energía vital, la fuerza impulsora que nos motiva a buscar el afecto, el placer y la intimidad. Esta energía, destinada a proporcionarnos sensaciones placenteras a través de nuestros sentidos, es la misma con la que nos descubrimos a nosotros mismos, a los demás y a nuestro entorno. Favorecer desde la infancia el desarrollo sano y placentero de la sexualidad, permite el desarrollo integral de la persona. De aquí la importancia de acompañar la sexualidad de niñas y niños mientras van creciendo como personas, en casa, en la escuela y en la sociedad.

La propuesta del taller fue bien recibida en el colegio, aunque inicialmente con algunas dudas. Entiendo que son resultado del desconocimiento de estos talleres y las

Resistencias personales y culturales de abordar el tema de la sexualidad en la infancia. Finalmente, la escuela decidió realizarlo en el 3er ciclo, considerándolo el momento más adecuado, pues el alumnado ya había recibido la materia del sistema reproductor. Comprobé que dentro del currículum escolar que propone el Departament d’Ensenyament, se sigue ofreciendo sólo una información basada en conceptos de reproducción y genitalidad, y no tanto desde el concepto más amplio de sexualidad aceptado en la actualidad.

Al inicio del taller, se lazó la pregunta:

Experiencia de acompañamiento a la sexualidad desde la escuela 2

¿Qué es la sexualidad? 

Se animaron a responder y a aportar ideas, algunos alumnos y alumnas más decididos que otros, la mayoría hacían referencia a la genitalidad y la reproducción. Les fui abriendo un abanico amplio para ir descubriendo a qué nos referimos cuando hablamos de sexualidad. Vimos como desde bebés intrauterinos ya vamos desarrollando nuestros sentidos, explorando el cuerpo y el entorno, sintiendo sensaciones placenteras o displacenteras. Durante la infancia vamos explorando y explorándonos, en búsqueda del placer, reconociendo las diferencias sexuales, identificándonos con un género u otro, a través de la relación con el otro y con uno mismo.

Con la propuesta de ejercicio verdadero o falso, fuimos analizando y debatiendo ideas y conceptos estereotipados, diferencias entre sexo biológico y sexo sentido, la importancia de la exploración corporal, la masturbación, el respeto al propio cuerpo en constante cambio, como base de una buena autoestima, prevención de abusos sexuales y de violencia de género.

El alumnado participó durante el taller con total naturalidad. Se permitieron expresar sus inquietudes, dispuestos a recibir la información y a establecer un debate abierto, muy saludable. Fue una experiencia muy positiva, emocionante y motivadora para seguir proponiendo estos talleres de educación sexual desde el Departament de Salut y en colaboración con las escuelas, Departament d’Ensenyament y las familias. 

Reflexionando con el profesorado presente en los talleres reconocimos la importancia de dar continuidad desde el entorno familiar al acompañamiento iniciado en la escuela. Por ello se hizo llegar una carta a las familias informando del taller y facilitando recursos que pueden ser ayuda en el acompañamiento de sus hijos e hijas de forma abierta y respetuosa.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario