¡Feliz porque sí!

¡Feliz porque sí!

¡Sí! sin excusas, sin quejas, sin remordimientos, sin tristezas.

¡Feliz porque sí! 

Sin resentimientos, sin odio. 

¡Feliz porque sí!

Donde tu alma se libera

con desapego a la emoción del ahora.

¡Feliz porque sí! 

Al recibir el regalo del presente 

y descubrir que hay detrás de esta experiencia. 

Ser ¡Feliz porque sí!

Sin apegarte a la tristeza, a la ira o a la rabia, 

simplemente transmutarlas 

y sentirte en paz mientras lo haces 

¡Feliz porque sí!

Es volar en un estado interior 

desde la paz y la observación 

donde tú te alejas, alzas tu vuelo, 

y emprendes con responsabilidad 

observas la situación,

y sabes que eso solo es un momento. 

¡Feliz porque sí!

Para escribir tu propia historia. 

¡Feliz porque sí!

Para brindar por esta vida que es el ahora.

¡Feliz porque sí!

Para agradecer, para sonreír, 

para reírte de tu propia risa a carcajadas 

y para bailar tu propia danza, 

sentir tu melodía y desde allí cantar tu propia canción 

¡Feliz porque sí!

para expandirte 

para atraer 

para ser inspiración 

para admirar, elogiar, amarte  

y amar incondicionalmente.

¡Feliz porque sí!

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario