Focusing

Photo by biel-morro-_l8ZdgJ9m7w-unsplash

Es una habilidad desarrollada en la década del ’60 por el Dr. Eugene Gendlin, filósofo y psicoterapeuta vienés (1926-2017).

Está fundamentada científica y filosóficamente y permite a quien la practique, guiado por un Focuser, descubrir el significado de las sensaciones que el cuerpo emite, brindando valiosa información, que suma al conocimiento racional.

Útil para resolver conflictos, discontinuar hábitos indeseados, tomar decisiones más adecuadas ante determinada situación, entrar en contacto con la propia capacidad creativa, mejorar nuestra vincularidad y a veces sanar patologías orgánicas de las llamadas psicosomáticas.

Rosácea, tinnitus, un nudo en la garganta, una opresión en el pecho, un estómago que se cierra incomodando la nutrición.

El cuerpo nos habla permanentemente.

Focusing 1
ardalan-hamedani-_h3j4ZrkSJM-unsplash

Primero nos susurra al oído, luego nos da gritos y si no atendemos sus mensajes termina vociferando a través de alguna enfermedad, que siempre y aunque nos cueste aceptarlo o parezca contradictorio busca traer un aprendizaje sanador.

Siempre digo que la mente es pícara, no hay que creerle todo aquello que nos dice.

El cuerpo siempre nos habla con la verdad.

Y Focusing nos abre a este mundo donde hay una inteligencia más amplia que la mente, facilitando el acceso a una información no consciente, valiosísima para optimizar nuestra calidad de vida.

¿Para qué entonces centrarse en el cuerpo?

Se suele considerar que el lenguaje no verbal representa del 70 al 90% de la comunicación humana.

Entonces, ¿cómo dejar de lado y utilizar para nuestro desarrollo de conciencia esta meta comunicación?

En el paradigma de la ciencia contemporánea las interacciones constantes entre cuerpo y mente están probadamente demostradas, convirtiendo en un sinsentido la separación cuerpo-mente.

Desde la visión existencial humanista, la persona es considerada en su totalidad, con todas sus dimensiones: mental, emocional, fisiológica y vegetativa.

Carl Rogers decía que la persona es más sabia que su intelecto.

¿No será que la verdadera sabiduría se esconde en tu cuerpo? El mundo del pathos

Y redobla «la apuesta» al significar que pareciera que el individuo llega a ser -en su conciencia- aquello que es por su experiencia.

Esto involucra directamente al cuerpo y al lenguaje.

Focusing es precisamente el lenguaje del inconsciente expresándose a través del cuerpo.

Y nuestro cuerpo conoce cuáles son los próximos y convenientes pasos que necesitamos dar para disfrutar de una buena vida en salud. Encontrando en él la tercera posición: «la desidentificación de la presencia», ni sentir muchas emociones abrumadoras, ni sentir poco negando o disociado.

Abordar traumas y problemáticas con Focusing cambia la neurobiología de «la herida» y propicia aún a veces sin comprender el mensaje, la sanación.

Es un proceso donde se establece contacto con una clase especial de conocimiento consciente, interno y corporal. Gendlin llamó a este proceso sensación sentida. Que se forma atendiendo al interior del propio cuerpo. Es el sentir del cuerpo de un problema o situación particular.

Espero haber podido contagiar entusiasmo para que vivencien esta valiosa y moderna herramienta de este nuevo tiempo garantizo les brindará brillantes sensaciones para su bienestar.

Viviana Villanueva

Facebook
Twitter
LinkedIn

2 comentarios en «Focusing»

Deja un comentario