LA MESA DE CELIA. Restaurante CAN CULLERETES (Barcelona)

LA MESA DE CELIA

Restaurante CAN CULLERETES (Barcelona)

Torredembarra 24 de noviembre 2021

¡Hola Brillantes!! Hoy voy a compartir con vosotros otra experiencia gastronómica. Aunque esta vez no hemos disfrutado como nos hubiese gustado y las expectativas puestas en este restaurante no se ha cumplido, pero como ya os dije en el primer artículo, también quiero compartir experiencias no tan buenas, porque está claro que las cosas no siempre salen como uno quiere, y en la cocina no siempre el cocinero tiene su mejor día.

No me gusta nada, pero nada, hacer una mala critica a un negocio, porque no tengo ninguna intención de perjudicar a nadie y ojalá nunca tuviese que expresar nada negativo de nada, pero yo hablo desde mi experiencia y lo hago con respeto y siendo lo más sincera y justa, tengo derecho a hacerlo y así lo ejerzo.

Un Domingo de Septiembre decidimos ir a Barcelona y pasar el día, esa ciudad tan bonita y con tantas cosas por ver y hacer. Aprovechando la ocasión decidimos ir a comer a un restaurante para vivir otra experiencia gastronómica, de esas que tanto nos gustan a mi pareja y a mí.

LA MESA DE CELIA. Restaurante CAN CULLERETES (Barcelona) 1

Decidimos reserva mesa en uno de los restaurantes con más solera de la ciudad, CAN CULLERETES, según el libro Guinness de los récords, el más antiguo de Cataluña y el segundo de España. Este establecimiento se fundó en 1.786 y lleva 235 años sirviendo comida, está situado en el corazón de la Ciutat Vella, a pocos metros de las Ramblas y el Port Vell.

Su especialidad es la cocina tradicional catalana, no falta ni un solo plato de la gastronomía más popular de Cataluña.

Quiero compartir con vosotros el origen del nombre del local, ya que me parece una historia bonita, el nombre de CAN CULLERETES (CASA CUCHARILLAS) al parecer tiene su origen en uno de los primeros camareros que tuvo el restaurante, en sus comienzos el establecimiento se dedicaba a servir chocolates, cafés y postres de elaboración propia, fue tal el éxito que el lugar se llenaba de gente y se quedaban sin cucharillas continuamente y el camarero no paraba de pedir a gritos a su compañeras “ chicas cucharillas”, acabo gustando tanto a los propietarios de entonces que todo el mundo empezó a decir “anem a can culleretes” (vamos a casa cucharillas) y así ha seguido llamándose hasta día de hoy.

El establecimiento en 1.890 fue adquirido por la familia REGAS y ellos lo convirtieron en restaurante, consiguieron que su restaurante fuese muy popular y que por allí pasasen los actores, músicos, políticos y artistas internacionales más importantes del momento, así lo mantuvieron los siguientes propietarios, las paredes del local llenas de fotografías con rostros muy conocidos así lo demuestran.

Entramos al restaurante con mucha ilusión ya que sabíamos que estábamos en uno de los lugares más antiguos de la ciudad y con mucho renombre, algo así como el templo de la cocina catalana.

El local es inmenso, con escaleras y salas separadas a todos los lados, se respira historia y huele mejor, se conservan muchas cosas de sus inicios y a mí eso me encanta.

LA MESA DE CELIA. Restaurante CAN CULLERETES (Barcelona) 2

Decidimos pedir un menú por 26 € (sin bebida ni cafés) yo pedí de primero Escudella, de segundo Butifarra con mongetes y de postre unos profiteroles con chocolate. La Escudella daba pena mirarla, la pasta estaba deshecha y superpasada, no había ni un solo trozo de carne y tengo la sensación que llevaba muchos días hecha. La Butifarra me pareció sin sabor a nada, una carne de poca calidad, estaban más buenas las mogetes que la butifarra, y llegó el postre… Tan solo dos profiteroles (y pequeños) con un ligero chocolate frío por encima.

Mi paraje se pidió una crema catalana, era tan poca la cantidad que había que, en dos cucharadas la acabó.

Esta fue la mala experiencia en la mesa, que vivimos. Nos pareció que el precio del menú con la calidad del mismo era pésimo, y más si tenemos en cuenta las buenas reseñas que habíamos visto, salimos muy decepcionados.

Si tengo que decir que tomamos un vino blanco del penedés espectacular, y que el personal fue muy agradable y atento, el servicio era rápido, pero quizás hubiese sido mejor esperar algo más y comer mejor. Queremos pensar que esto no es lo común y que, simplemente fue un mal día en cocina. Ya que, las críticas que observamos eran buenas, pero nos tocó, y lo asumimos con deportividad, eso sí, dudo que volvamos.

Al salir nos fuimos a pasear por Port Vell y las Ramblas, ya que el buen tiempo acompañaba, y a disfrutar de una de las ciudades más bonitas del mundo, BARCELONA.

HASTA LA PRÓXIMA MESA

Facebook
Twitter
LinkedIn

1 comentario en «LA MESA DE CELIA. Restaurante CAN CULLERETES (Barcelona)»

Deja un comentario