PREPARADXS PARA LA VUELTA AL COLE?

Septiembre es el mes de las vueltas: vuelta al trabajo, vuelta al cole, a las rutinas, a las extraescolares.

Cuando empieza un curso es como cuando se inicia un nuevo año, lleno de propósitos, cargado de expectativas, nervios, dudas y, a veces, miedos.

La vuelta al cole, después de más de dos meses, puede suponer a los infantes un lío de emociones, de sentimientos encontrados. Puede ser calmada, esperada y feliz vuelta al cole con ilusión de volver a ver a los compañeros y compañeras, alegría por empezar proyectos nuevos… o una completa odisea llena de obstáculos, dificultades y hasta incluso regresiones en el caso de los más pequeños y sentimientos de tristeza porque el verano acabó y el tiempo libre ya no será el mismo.

Por eso es esencial prepararlos para el nuevo curso y no me refiero a nivel académico sino a nivel emocional.

Hablar con ellas y ellos, de lo que supone la vuelta, de lo que podamos adelantarle sobre su curso, si tenemos información de quién será su tutora o tutor, si conocemos alguna novedad y/o cambio significativo, de lo bueno de reencontrarse con sus profesores y sobre todo con sus compañeros en el caso de los que ya han realizado antes algún curso. Del deber y el derecho de asistir a la escuela, enfocándolo siempre como algo positivo en el que, además de aprender, función principal de la escuela, se diviertan.

Si además la vuelta supone un cambio de etapa, de colegio, la adaptación puede ser un tanto más complicada, transmítele la importancia del cambio, de lo positivo, de la nueva etapa: nuevos compañeros, nuevos retos, aventuras…

Cuando empiezan nueva etapa (infantil, primaria, secundaria) lo principal es transmitirles calma, seguridad y sobre todo confianza en el centro, en los adultos para que ellas/ellos vayan también confiados, se creen buenas expectativas y/o puedan ir ganándola lo antes posible.

Debemos de ser pacientes ante los diferentes cambios, confiar en que todo sigue su ritmo, cada cual necesita su tiempo y el tiempo pone todo en su lugar y todo acabará normalizándose, pero cuanto antes podamos conseguirlo mejor.

Por eso es clave acompañarlos en sus emociones, preguntarles cómo ha ido, cómo se sienten, cómo podemos ayudarles. Importante preparar con ellos y ellas el material escolar, que participen de esta organización, marcando y personalizando sus cosas y prepararse para el cambio de horario y la vuelta a la rutina.

Lo ideal es hacerlo de manera paulatina, adelantando horarios de sueño para que los primeros días de curso no sea muy duro madrugar y aguantar despierto y con energía a lo largo de la jornada escolar.

Los primeros días, y durante el curso, nos puede ayudar mucho organizar un calendario de actividades tanto extraescolares como cuando estén en casa por la tarde: horario de merienda, juego o actividad libre, horarios de baño, cena, dormir… Unos ritmos marcados por sus necesidades y que podéis acordar y flexibilizar si son un poquito más mayores.

Intentar, en la medida de lo posible, ajustar nuestros horarios a los suyos, compartir momentos con ellas/ellos, principalmente en los primeros días, en los procesos de adaptación.

Ofrecerles tiempo y tiempo de calidad es importantísimo para nuestra relación, dedicarles momentos en exclusividad es esencial para su autoestima y para enfrentarse a los nuevos retos con seguridad y éxito. Y súper importante hablar con ellos sobre el respeto y la empatía, y ser nosotros su ejemplo a seguir.

Explícales que hay que tratar a los demás como nos gusta que nos traten a nosotros, que las bromas dejan de serlo cuando el/la que la recibe no se divierte, que no son menos que nadie, pero más tampoco. Que, si ven a alguien solo o triste, se acerquen a preguntar, los acompañen y/o inviten a jugar.

Si alguna compañera o compañero se comporta mal con otros, explicarlo a los adultos no es de ser chivato, sino de ser buena persona. Una niña o niño con una buena autoestima, con una estabilidad emocional, será más fuerte ante las palabras y/o gestos desagradables y no necesitará tampoco lastimar a los demás.

¡Y, como los cuentos son buenos recursos, os recomiendo algunos que ayudarán a los/las más peques a identificarse con los personajes y sus emociones para entenderlas mejor y poder tener una buena adaptación a la nueva etapa:

LA VUELTA AL COLE 1
El pollo Pepe va al colegio Nick Denchfield, ediciones SM
LA VUELTA AL COLE 2
Mamá va al cole de Éric Veillé/ Pauline Martín,
editorial Blackie Brooks

LA VUELTA AL COLE 3
El hilo invisible de Míriam Tirado/ Marta Moreno,
editorial B de Blok

¡Feliz curso a todas y a todos!

Laura González

@lecturas_paraelalma_kids

Facebook
Twitter
LinkedIn

4 comentarios en «LA VUELTA AL COLE»

  1. Te felicito por tu artículo, no podía estar más de acuerdo contigo, en casa intentamos días antes reajustar el horario, sobre todo el de ir a dormir, que ahora ya nos resulta algo más difícil pues ya es más mayor, empieza sexto de primaria y eso ya es otro cantar.
    Respecto a lo de hablar con ellos para abordar temas como lo es el acoso en el colegio, es nuestra prioridad así como nuestra responsabilidad, intentando forjar unos buenos cimientos para que en el futuro perduren. Un abrazo y nuevamente, enhorabuena por tu artículo.

    Responder
    • Hola Raquel,
      Tienes razón a medida que se hacen más mayores hay que ser más flexibles con los horarios y darles más autonomía y a la vez responsabilidad, que sientan que confiamos en ellos. Totalmente de acuerdo, los cimientos en casa y con el ejemplo. Un saludo y muchas gracias por tu comentario

      Responder
  2. Muy buen articulo me gusta leer para aprender y así poder enseñarle a mi hija lo mejor posible. Y más ahora que mi hija empieza nueva etapa y nuevos retos entrando a I3……
    He tomado nota de los libros que has puesto… muchas gracias

    Responder
    • Me alegro, espero que te ayuden!
      Normalmente en cada artículo recomiendo libros infantiles relacionados con el tema en cuestión. Espero que te gusten.
      Muchas gracias por tu comentario 😉

      Responder

Deja un comentario