LOS PERRITOS Y EL AMOR

No hay ser más puro que aquel que ama incondicionalmente. 

Los perritos te aman sin esperar nada a cambio. Ellos siempre estarán para ti, estarán ahí, sintiéndote, sintiendo una caricia tuya, un gesto, un abrazo, una mirada, incluso una simple palabra. Sea lo que sea que tengas para darles, ellos siempre estarán dispuestos a recibirlo y sentirlo si viene de ti. 

Amor incondicional. Amor puro. Amor desinteresado. El Amor más sincero que existe y, en definitiva, el Amor que todos los seres vivos nos merecemos, ellos nos lo dan sin medida, sin condiciones. 

Estoy muy orgullosa de poder experimentar este sentimiento de Amor tan puro todos los días y a todas horas. 

¡Porque los perritos me aman! Agradecen que los ponga guapos, que los acaricie, que los mime, que les dé toda mi atención y cariño más sincero. 

La mayoría de las veces, al llegar a la peluquería, se sienten tímidos y da la sensación de que no quieren quedarse; pero una vez que su dueño/a se va, ocurre la magia. Se relajan, se entregan a mí y toda esa timidez y desasosiego desaparecen al instante. Confían en mí y me dejan entregarles todo mi Amor. 

Lo comparo con el sentimiento de un niño pequeño cuando su mami lo deja en la guardería. 

Casi nunca quiere quedarse, se siente desamparado, asustado y a veces llora; pero después de la pataleta es el rey de la guarde. Se divierte, juega, sonríe, da Amor y lo recibe sin medida…. 

¡No quiere irse a casa! 

LOS PERRITOS Y EL AMOR 1

Con la peluquería canina ocurre exactamente lo mismo. 

Soy consciente de que no son niños, pero para mí el sentimiento es el mismo. Hay que tratarlos con la mayor delicadeza del mundo. ¡Transmitirles paz, armonía, confianza y todos los sentimientos positivos que existen!

Ellos son lo mejor del Universo y se merecen todo. 

Lo llamo Amor perruno y es que como este Amor no hay ninguno. 

¡Me encanta! 

Adoro hacerlos sentir genial y que no quieran irse, que estén a gusto, amados y respetados en todo momento. 

Soy afortunada. 

¡Soy la persona más afortunada del mundo! 

Al menos así me siento porque tengo todo lo que un ser vivo necesita. ¡AMOR! 

¡Todo el Amor del mundo mundial! Cada día me recargo de energía positiva y amorosa. 

De una energía preciosa, la más bonita que puede existir y que no se puede explicar con palabras. 

De hecho, estas líneas se me quedan cortas para explicar todo lo hermoso que siento. 

¡Soy tan feliz con ellos! ¡Soy tan feliz! 

Gracias por confiarme a vuestros perritos. 

Gracias por estar a mi lado, por darme la oportunidad de disfrutar de ellos y ponerlos guapísimos. 

¡Gracias por hacer que sea maravillosamente feliz! 

¡Gracias! ¡Gracias! ¡Gracias!

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario