La primera vez que vi a mi hijo pequeño fue saliendo del vientre de su madre, uno de los momentos que jamás se pueden olvidar que quedan para siempre en la retina… Ver como asoma a la vida un hijo y sentir una sensación mágica y única porque ese ser forma parte de ti.

Pero de la primera vez que quiero hablar no es esa sino de cuando 3 años después volví a tener a mi hijo tras estar muchos meses sin poder verlo.

Desgraciadamente el ser humano cruza la línea del amor al odio, del respeto al rencor, del sentido común a la irracionalidad. Durante semanas, días estuve pensando en cómo reaccionaría mi hijo, que le diría como se lo diría a donde lo llevaría y mil cosas más tras el reencuentro.
Vi a mi hijo se acerco a mí, me abrazo y sin más… Me dijo «papa vamos a casa a jugar» me cogió la mano y me di cuenta de lo sencilla que es la vida y lo complicada que nos empeñamos en hacerla.
Un niño de 3 años me dio una lección que jamás olvidaré, algo que los adultos no deberíamos olvidar porque no sólo debemos enseñar y educar sino muchas veces aprender y mucho.
Tanto él como mis otras hijas son lo mejor de mi vida, mi pasión y mi dedicación por siempre y por eso la mayor miseria que puede tener el ser humano es dañar a un hijo a un niño a una criatura de la forma que sea.

El día llegó y estaba tan nervioso como si fuera el día del parto quería que todo saliera perfecto…

Mi primera vez con mi hijo 1

Que el niño que un día fuimos todos nunca desaparezca del todo, debemos conservarla porque nos hará más puros y mejores personas y sobre todo nos hará soñar…

Mi nombre es David, aunque en redes sociales me presente como Luther Barcelona, 53 años y desde hace algún tiempo pues decidí publicar algunas opiniones o consideraciones sobre temas que me preocupan o sencillamente quería compartir a quien le pudiera interesar. Me gusta escribir, aunque nunca me decidí a hacerlo en público, tengo en mente algún que otro proyecto, pero para mí es una gran oportunidad poder aportar o colaborar en un proyecto tan interesante como esta revista.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario