MI REINO POR UN PENE

Perdón por el titular, pero forma parte de las frases que se dicen en la película que hoy quiero recomendar y que llega a nuestros cines este viernes 5 de mayo. 

Stephen Frears, director británico que tiene joyas cinematográficas como “Mi hermosa lavandería” (1985), “Ábrete de orejas” (1987) o “Las amistades peligrosas” (1988), entre muchas otras, vuelve a la carga ácida de crítica a las instituciones en unos hechos reales. 

Me refiero a “The Lost King”. Si el rey Ricardo III, según la obra de William Shakespeare, gritaba “Un caballo, mi reino por un caballo”, es la historiadora amateur Philippa Langley— 

MI REINO POR UN PENE 1

Una espléndida, como siempre, Sally Hawkins— la que le dice la frase del título a su exmarido, con el que aún convive, cuando se huele lo que sucederá cuando logre encontrar la verdadera tumba perdida del rey jorobado. 

Tras estar más de 500 años perdidos, los restos del Rey en cuestión fueron hallados bajo un parking de Leicester, gracias al empeño de Phillipa. 

A pesar de la incomprensión de su familia, al escepticismo de los expertos y las trabas burocráticas, el ama de casa incansable, que es una apasionada de la historia, es la verdadera descubridora y la gran olvidada del hecho. 

Stephen Frears juega con lo fantástico y la carta del Rey perdido en esta película, que parece pequeña, pero que es enorme gracias a la actuación de su protagonista y la complicidad del actor que interpreta a su pareja – 

Steven Coogan, que también firma el guion— y las inteligentes conversaciones con el fantasma del Rey – Harry Lloyd – que guía al espectador y a la protagonista a descubrir su paradero. Otro sello Frears, que se puede ver en este film, es la mirada amable con toques tragicómica hacia las excentricidades, flaquezas e inconsciencias del carácter humano. 

MI REINO POR UN PENE 2

Quizás tenga un, pero, que deja con algo más de hambre si eres conocedor de la obra del director británico, aunque la reflexión verdadera del film queda en un pequeño espacio de la memoria emotiva. 

No se pierdan, en esta película a contrarreloj, la maravillosa escena final, llena de contrastes, con un mensaje potente, lleno de optimismo. 

Disfrútenla. 

Facebook
Twitter
LinkedIn

7 comentarios en «MI REINO POR UN PENE»

Deja un comentario