ORGASMO Y ESPIRITUALIDAD

“Orgasmo y espiritualidad, el camino hacia la expansión sexual” 

En el vasto universo del Tantra, se encuentra un fascinante puente entre lo físico y lo espiritual: el orgasmo.

Esta experiencia tan íntima y poderosa va más allá de la simple liberación física; es una puerta hacia la expansión sexual y espiritual. 

Tanto para hombres como para mujeres, el orgasmo se convierte en una vía de conexión con nuestra esencia más profunda y con el divino que habita en cada uno de nosotros. La Fusión de lo Físico y lo Espiritual El orgasmo, en su esencia, es una unión de energías. 

Durante el acto sexual, nuestros cuerpos se entrelazan en un baile divino, donde la energía se eleva y fluye en una sinfonía de placer. El Tantra enseña que, en este momento culminante, se presenta una oportunidad única para trascender el plano físico y tocar lo divino. 

El Orgasmo como un Portal a la Trascendencia Los antiguos sabios tántricos consideraban el orgasmo como un portal para alcanzar estados alterados de conciencia. En este éxtasis compartido, las barreras entre amantes se disuelven y la individualidad se desvanece, dejando espacio para una conexión espiritual profunda y enriquecedora. 

Según el maestro tántrico Osho:

“El orgasmo es el momento más cercano al samadhi, al éxtasis. Es la pequeña muerte, el momento en el cual no eres y el todo esEn ese momento, puedes sentir lo que es la unidad”.

El Orgasmo: 

ORGASMO Y ESPIRITUALIDAD 1

Más allá del placer físico, el enfoque tántrico no se limita únicamente a la búsqueda del placer físico. Se trata de liberarse de la idea de que el orgasmo se reduce a una simple descarga de energía sexual. En cambio, el Tantra nos invita a saborear cada instante y a permitir que la energía fluya y se eleve a niveles superiores. La experta en Tantra, Diana Richardson, en su obra “Slow Sex: The Art and Craft of the Female Orgasm”, nos dice: 

“El orgasmo se convierte en una experiencia profundamente espiritual cuando nos sumergimos en el presente y entregamos completamente nuestro ser a la conexión íntima”. 

El Sexo como meditación:

El Tantra nos enseña a transformar el acto sexual en una meditación consciente. Al dejar de lado las metas y expectativas, y al centrarnos en la conexión con nuestro amante, el sexo se convierte en una danza sagrada de energías que nos eleva hacia estados de éxtasis y plenitud. 

Recomendación para la Expansión Sexual:

Si deseas explorar el camino de la expansión sexual y espiritual, te invito a practicar la conciencia plena durante tus encuentros íntimos. Deja que cada caricia, cada mirada y cada respiración se conviertan en una experiencia meditativa. Permítete soltar las expectativas y, en cambio, abraza el momento presente con tu amante. Recuerda que el orgasmo puede ser una oportunidad para conectar con tu ser más profundo y con lo divino.

En palabras del sabio tántrico, Rajneesh, “Si puedes aprender a moverte en el orgasmo, habrás aprendido el arte de moverte en la meditación. Entonces, el sexo se convertirá en tu meditación y la meditación se convertirá en tu amor”. 

ORGASMO Y ESPIRITUALIDAD 2

En resumen, el orgasmo y la espiritualidad se entrelazan en el camino del Tantra, ofreciendo una puerta hacia la expansión sexual y espiritual. Al abrazar la conciencia plena y trascender las limitaciones del plano físico, nos adentramos en una danza sagrada de energías que nos conecta con lo divino. 

Abre tu corazón y permite que el orgasmo sea una experiencia meditativa, llevándote a estados de éxtasis y plenitud que trascienden las palabras. 

¡Explora este camino de conexión profunda y descubre el gozo del orgasmo espiritual!

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario