Reiki, un toque calmante para la ansiedad por el azúcar.

La ansiedad en torno al consumo de azúcar, a menudo impulsada por preocupaciones sobre la salud y el bienestar, es un problema común en la sociedad actual. Muchas personas luchan contra el deseo de comer dulces y el miedo a excederse. Mientras que las estrategias tradicionales para controlar la ingesta de azúcar se centran en la fuerza de voluntad y la restricción, Reiki, una práctica de curación energética holística, ofrece un enfoque único y gentil para abordar las causas subyacentes de la ansiedad por el azúcar. 

Este ensayo explora cómo Reiki puede ayudar a las personas a encontrar el equilibrio y la tranquilidad en su relación con el azúcar. 

Cuerpo: Reiki anima a las personas a cultivar la atención plena y la autoconciencia. 

Al practicar Reiki, las personas pueden estar más en sintonía con sus antojos de azúcar y las emociones que los desencadenan. 

Esta mayor conciencia les permite diferenciar entre antojos genuinos y desencadenantes emocionales, lo que les permite tomar decisiones más conscientes sobre su consumo de azúcar. 

REIKI Y EL AZÚCAR 1

La ansiedad por el azúcar a menudo proviene de desequilibrios emocionales y estrés. Reiki opera según el principio de que los problemas emocionales pueden manifestarse como malestar físico. Durante una sesión de Reiki, un practicante canaliza energía curativa para facilitar la liberación y el equilibrio emocional. 

Este proceso ayuda a las personas a liberar la ansiedad y el estrés, reduciendo la necesidad de recurrir al azúcar para sentirse cómodo. Al abordar las emociones subyacentes, Reiki apoya la curación emocional y proporciona una salida más saludable para la expresión emocional. 

La ansiedad es un desencadenante importante de los antojos de azúcar. 

Reiki promueve la relajación profunda y la reducción del estrés activando la respuesta de relajación natural del cuerpo. 

A través del tacto suave o la transferencia de energía, Reiki ayuda a calmar la mente y el cuerpo, reduciendo los niveles de estrés y promoviendo el bienestar general. 

Cuando las personas están menos estresadas, es menos probable que busquen consuelo en los alimentos azucarados. Reiki se enfoca en equilibrar los centros de energía del cuerpo, conocidos como chacras.

REIKI Y EL AZÚCAR 2

Cada chacra está asociado con emociones y patrones psicológicos específicos. Los desequilibrios en estos centros de energía pueden contribuir a la ansiedad por el azúcar. 

Al limpiar y equilibrar los chacras, Reiki ayuda a restaurar el equilibrio emocional, lo que permite a las personas experimentar una mayor sensación de paz interior y reduce la necesidad de azúcar como mecanismo de afrontamiento. 

Seguiremos en noviembre con más información sobre este tema y como REIKI ayuda. 

Un Abrazo 

Jomar Hernandez 

(@jomarHolistica) 

Coach de Salud holística 

Maestra de REIKI y Meditación 

North Carolina, USA

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario