RUTINAS IMPRESCINDIBLES:

LOS HÁBITOS

Un hábito es el resultado de una acción que repites frecuentemente de forma inconsciente. En tu cerebro un hábito es una red de conexiones entre tus neuronas, como un camino ya trazado. Una acción repetida en varias ocasiones crea una ruta entre tus neuronas y, se vuelve mucho más fácil y eficiente para tu cerebro ejecutar una acción repetida en el pasado que empezar una nueva (ya que esta última va a requerir de una nueva conexión, de un nuevo camino no trazado).

“Tu cerebro forma hábitos automáticos para liberar valioso espacio mental y ser más eficiente

¿Cómo se forman los hábitos? La formación de hábitos es el proceso mediante el cual las nuevas actividades o comportamientos se vuelven automáticos.

¿Qué ocurre cuando en casa no tenemos hábitos de limpieza y orden? Que se genera el caos (Confusión, desorden.)

Al igual que en casa, en nuestra vida, en nuestras relaciones, en nuestro trabajo etc.

Cada vez que dejamos los hábitos saludables o rutinarios y los abandonamos nuestra vida entra en caos.

¡Por eso es importante cuidar nuestros hábitos y si no son saludables o nos llevan al caos, buenas noticias!

Podemos cambiarlos.

Los pasos son un bucle de tres pasos: la señal, la rutina, la recompensa.

Para cambiar un hábito es necesario conservar la señal y  la recompensa de siempre, pero insertar una nueva rutina. Esta es la regla: si usamos la misma señal y proporcionamos la misma recompensa podemos cambiar la rutina y cambiar el hábito.

Casi todas las conductas se pueden transformar si la señal y la recompensa siguen siendo las mismas.

¿Que quiero decir con esto?

Cualquiera puede utilizar esta fórmula básica para crear sus propios hábitos:

¿Quieres tener una casa más limpia y ordenada? Elige una señal, quiero tener más orden, ¡solo veo el caos!

Piensa en una recompensa satisfacción y bienestar al ver la casa o mi vida en orden, calidad de vida.

¡Crea una rutina que te haga conseguir la recompensa!!!

Está demostrado científicamente que después de la repetición de la rutina se creará un hábito que te llevará a la recompensa. Los deseos intensos son los que conducen a los hábitos.

Y descubrir cómo generar un fuerte deseo (la recompensa) hace que crear un nuevo hábito sea más sencillo.

Esto es tan cierto hoy en día como lo fue hace casi un siglo.

En resumen, esta es la regla de oro para cambiar los hábitos.

RUTINAS IMPRESCINDIBLES:LOS HÁBITOS 1

NO PODEMOS ELIMINAR LOS MALOS HÁBITOS, SOLO CAMBIARLOS. ¿ CÓMO FUNCIONA?

Utilizando la misma señal (recordatorio), manteniendo la misma recompensa, pero “cambiando la rutina”.

Ahora ya tienes la fórmula para generar nuevos hábitos, lo más importante para mantener el orden es crear rutinas que te lleven a conseguir el objetivo deseado.

Vamos a por ejemplos prácticos

COCINA: señal:

dejar la cocina abandonada por la noche por cansancio o pereza rutina:

recogerla y dejar el lavavajillas puesto por la noche o lavar a mano y repasar encimera (10 m máximo diario) recompensa: levantarte y ver la cocina limpia, preparar el desayuno mejor y más rápido, bienestar visual y físico.

Satisfacción personal. Paz interior.

ROPA: señal:

ropa amontonada en sillas y en el armario o vestidor, encima de la cama o sucia en el lavadero.

Rutina: la ropa sucia separarla por cestos blanco/color, lavar a menudo y lavados cortos, guardar la ropa ordenada en cuanto esté seca, implicar al resto de la familia recompensa: sensación de orden, ropa lista, armarios ordenados, mejor gestión del tiempo.

ESTANCIAS: señal:

desorden en general, mesa acumulada de cosas, suelo sucio, polvo acumulado, sofás con cosas acumuladas. Rutina: dedicar 10 minutos diarios a aspirar, ordenar, colocar bandejas o algún cestito para mandos, cojines mullidos, mantas dobladas, pasar plumero o trapo en las superficies más visibles. (lo demás para limpieza a fondo) recompensa: orden visual y más comodidad, sensación de paz y tranquilidad “calma”. Bienestar físico y mental.

BAÑO: señal:

cal acumulada, encimera repleta, mampara y grifería sucia, moho en rincones.

Rutina: prepara un cesto o busca un lugar donde tener a mano siempre en el baño, prepara un antical con vinagre, agua y un poco de lavavajillas, cada día dedícale 5 minutos, pasa después de la ducha en las encimeras y sanitarios, deja actuar unos minutos y enjuaga y seca enseguida, ¡verás los cambios!

Ordena los botes, intenta que sean iguales, etiquétalos. Recompensa: más higiene, orden visual y sensación de amplitud. ¡Estos son solo ejemplos!

Cada uno sabe sus necesidades y como lo puede aplicar, la idea es tomar consciencia de la importancia del orden, la limpieza y las rutinas para mejorar nuestra calidad de vida, tener más tiempo para disfrutar, parece que si utilizas tiempo diario, es más, pero os aseguro que es “menos”.

Menos dolores de cabeza, menos cansancio, menos estrés, menos agobios, menos tiempo a la hora de limpiar a fondo, si cada día dedicas unos minutos ganarás en calidad y te parecerá súper fácil.

¡VAMOS A ELLO!!!

Facebook
Twitter
LinkedIn

1 comentario en «RUTINAS IMPRESCINDIBLES:LOS HÁBITOS»

Deja un comentario