Sanar el pasado liberando la energía sexual atrapada

¿Alguna vez has sentido que ciertas emociones o pensamientos del pasado siguen pesando en tu cuerpo, como una carga invisible que no puedes sacudirte? Pues bien, déjame decirte que no estás sola. Nuestro cuerpo es un registro de nuestras experiencias, y muchas veces, las emociones no expresadas del pasado se quedan almacenadas en él, impidiendo el libre flujo de nuestra energía vital y sexual.

Imagina que tu cuerpo es un archivo viviente que guarda cada experiencia, cada emoción, cada pensamiento. Cuando experimentamos emociones intensas como el miedo, la ira, la tristeza o la vergüenza, nuestro cuerpo reacciona. La tensión muscular, el ritmo cardíaco acelerado, la respiración entrecortada; son respuestas automáticas a lo que estamos sintiendo en ese momento.

Sin embargo, ¿qué sucede cuando no expresamos esas emociones? Cuando no expresamos una emoción, esta queda atrapada en nuestro cuerpo, enviando señales al cerebro de que algo no está bien. Y como si fuera un círculo vicioso, estas señales pueden desencadenar más estrés, ansiedad o incluso enfermedades físicas, pues no podemos olvidar que nuestras emociones están conectadas a nuestro sistema nervioso y a nuestras hormonas.

Sanar el pasado liberando la energía sexual atrapada 1

Para el Tantra, tu cuerpo es un templo. Un templo de energía donde cada célula, cada fibra, está impregnada de energía vital. Donde cada emoción, experiencia y pensamiento deja una huella. A lo largo de nuestras vidas, acumulamos capas y capas de energía estancada que pueden limitar nuestra vitalidad y bienestar.

¿Dónde se almacena esta energía atrapada?

Según el tantra, estas áreas de estancamiento corresponden a los chakras, los centros energéticos que atraviesan nuestro cuerpo desde la base de la columna hasta la coronilla. En particular, la energía sexual puede quedar atrapada en el segundo chakra, ubicado en el área del abdomen, que está relacionado con nuestra sexualidad, creatividad y vitalidad.

Pero la energía no se limita solo a este chakra. También puede quedar atrapada en el tercer chakra, situado en el área del Plexo Solar, que está relacionado con nuestra autoestima, poder personal y expresión emocional. Además, la energía sexual estancada puede afectar el flujo de energía en otros chakras, creando un efecto dominó que impacta en todos los aspectos de nuestro ser.

Es muy importante liberar esta energía atrapada puesto que afecta todos los aspectos de nuestra vida, incluida nuestra sexualidad. Los bloqueos emocionales pueden manifestarse como dificultades para expresar nuestra creatividad, problemas de autoestima. También puede manifestarse como dolores físicos en el abdomen, problemas digestivos o trastornos menstruales. Así mismo pueden percibirse como dificultades para experimentar placer, falta de deseo sexual o problemas en nuestras relaciones íntimas.

Es importante reconocer que estos bloqueos no son permanentes y que podemos liberar esta energía atrapada a través de diversas prácticas de sanación y autocuidado. Entonces, ¿cómo podemos liberar esta energía estancada y recuperar nuestra vitalidad y plenitud?

Lo que considero fundamental es la expresión emocional. La expresión creativa puede ser una forma poderosa de liberar esta energía atrapada. Escribir en un diario, pintar, cantar o cualquier forma de expresión artística nos permite dar voz a nuestras emociones más profundas y liberarlas de nuestro ser.

Sanar el pasado liberando la energía sexual atrapada 2

Otra herramienta invaluable es la escritura terapéutica. Toma un cuaderno y escribe libremente sobre tus experiencias pasadas, tus emociones y tus deseos de liberarte. Permítete expresar todo lo que necesitas soltar y observa cómo te sientes más ligera y libre con cada palabra escrita.

Otra práctica poderosa es la meditación y la visualización guiada. Toma un tiempo cada día para cerrar los ojos, respirar profundamente y visualizar cómo esta energía atrapada se disuelve y se libera de tu cuerpo. Puedes imaginarla como un torrente de luz dorada que fluye a través de ti, limpiando y revitalizando cada célula de tu ser.

Una forma poderosa de liberar esta energía, que a mí particularmente me encanta, es a través del movimiento consciente. Bailar, practicar yoga o simplemente mover el cuerpo de manera libre y expresiva nos ayuda a desbloquear los chakras y a permitir que la energía fluya libremente a través de nuestro cuerpo.

La respiración consciente también es una herramienta invaluable en este proceso. De hecho, la respiración para mí es la herramienta pilar del Tantra. Al respirar profundamente y conscientemente, podemos oxigenar nuestro cuerpo y liberar la energía estancada que se ha acumulado en nuestros tejidos y células.

El autocuidado y la conexión íntima con nosotras mismas y nuestras parejas son también esenciales en este proceso de liberación. Permítete recibir masajes, tomar baños relajantes, compartir momentos de intimidad, tocaros con amor y explorar la conexión íntima sin expectativas ni presiones externas.

Sanar el pasado liberando la energía sexual atrapada 3

Sobre todo, la próxima vez que te sientas abrumada por una emoción, no la guardes para ti misma. Encuentra una forma de expresarla de manera saludable, ya sea hablando con una amiga de confianza, escribiendo en un diario o simplemente permitiéndote sentir lo que sientes. Tu cuerpo te lo agradecerá, y tu mente también. Recuerda que cada persona es única y su proceso de sanación también lo es. Encuentra las dinámicas que más se ajusten a ti. Lo importante es tener el coraje de enfrentar nuestros bloqueos y buscar el apoyo adecuado para liberar esa energía atrapada y reconectar con tu poder interior y tu luz más brillante.

«La liberación no es para el futuro; es ahora» – Eckhart Tolle

Con amor y coraje para este camino de sanación y liberación

Abhaya Fdez. de Castro 

@laviadeltantra.abhaya

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario