SANGRE EN LOS LABIOS

No apta para personas con prejuicios

La película que os recomiendo hoy, puede hacerme perder amigos si la recomiendo, ya que su directora Rose Glass nos presenta una salvaje extravagancia que lo tiene todo y donde todo vale.

Sangre en los labios, que es la película que llega a nuestros cines este viernes, juega con todos los géneros posibles dentro del cine, con influencias que van desde Godard hasta los hermanos Cohen, Tarantino, Ford o Peckinpah, por citar sólo a unos pocos.

SANGRE EN LOS LABIOS 1

Si su directora ya nos sorprendió con su primer largometraje, que recomiendo recuperar en alguna plataforma, “Santa Maud”(2019), en este nos plantea una serie de denuncias reflexiones, que nos deja atónitos al salir del cine. Con cierta desazón, pero lo bueno de la película es cuando al pasar las 24 horas, reposa en tu interior haciéndote reflexionar sobre la vida.

Pero Sangre en los labios no es una película sesuda y aburrida, es ante todo una película divertida y muy entretenida durante sus 104 minutos, gracias al saber de su directora, pero sobre todo gracias a sus protagonistas.

Hay momentos que la película tiene erotismo, casi roza el porno, que contrapone con escenas violentas con ingenio e imaginación visual que hipnotiza al espectador.

La historia es el sueño de Jackie, una magnifica Katy O’Brian, es triunfar como culturista en un concurso de Las Vegas. En ese viaje desde su pueblo natal hasta la ciudad del juego, pasa por un pequeño pueblo de Nuevo México donde conoce a Lou, una excelsa Kristen Stewart, la solitaria gerente del gimnasio local.

Lo que no sabe Jackie, es que Lou es la hija del mafioso del pueblo Lou Sr, Ed Harris en su mejor papel de los últimos años y el que decide el destino de todos los vecinos del pueblo, incluido el de su hija menor.

SANGRE EN LOS LABIOS 2

Lo que sucede después, hay que ir al cine a descubrirlo, pero ellos no están solos ya que los actores secundarios se salen y brillan también con luz propia, como es el caso de Anna Baryshnikov en el papel de Daisy, la despechada amiga de Lou, Jena Malone en el papel de Beth, la hermana mayor de Lou o Dave Franco en el papel de J.J.

La película aspira a convertirse en, sino la más, una de las películas más macarras del año y de la temporada. Está dispuesta a probarlo todo para dejar al espectador boquiabierto, peo hay que dejar los prejuicios en la puerta del cine y entrar a dejarse sorprender.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario