SENSIBILIDAD PARA RESUCITAR PERSONAJES FASCINANTES

SENSIBILIDAD PARA RESUCITAR PERSONAJES FASCINANTES

Para la revista del mes de marzo, os quiero presentar el trabajo de Ione Atenea (Pamplona, 1985) una cineasta que en este mes presenta su segundo largometraje documental, tras hacer su pasión por la fotografía su trabajo, nos descubre para Brillantes Sensaciones sus trabajos y sobre todo su último trabajo que lleva por título “Los caballos mueren al atardecer” que se llevó el premio de la sección Panorama España del festival de cine de Las Palmas de Gran Canaria y pasar por el pasado festival D’A de Barcelona, entre muchos otros. 

B.S.: Hola Ione. ¿Cómo nace tu pasión por la fotografía?

Ione: Hola. El cine siempre me ha interesado, desde niña, ya que siempre me ha preocupado mucho el tema de la memoria y el paso del tiempo. Empecé a usar la cámara como una herramienta para almacenar pequeños fragmentos de mi vida. 

A partir de ahí, me interesó la fotografía. Cuando empecé las cámaras eran analógicas, compactas y era una herramienta fácil de conseguir y así empecé a trabajar. 

B.S. — ¿Cómo o cuando decides dar el salto al cine documental? ¿Es difícil hacer cine documental en este país? 

I – Bueno, no sé si en este país es más difícil hacer documental o ficción, ya que no he hecho aún ficción (risas). Pero en mi caso, yo estudié Bellas Artes y ahí me centré en la fotografía, pero siempre desde el punto de vista de documentar experiencias que suceden a mi alrededor o también como una herramienta para acercarme a realidades que me interesan. El documental siempre ha estado ahí presente. Tuve la oportunidad de pedir una beca para hacer un máster de documental de creación, sin haber tenido ningún contacto anterior con el cine, y ahí descubrí que era un formato que permitía acercarme de otra manera al documental, quizás de una manera más profunda. 

BS —Tu primer trabajo fue “enero” (2019), una charla entre tus dos abuelas. ¿Ya lo tenías planeado o fue algo que surgió de improviso? 

I — Surgió un poco de conversaciones que tenía con ellas. Hubo un momento de mi vida que me interesó mucho mis orígenes y a través de ellas y de sus historias, a través de esas charlas que teníamos mientras cocinábamos o paseábamos, me di cuenta de que se tocaban temas muy interesantes en torno a la vida, la memoria, la historia, pero desde lo personal. En esas charlas descubrí que lo que me contaban, que me transmitían, era un legado que tenía que plasmar y decidí recogerlo con la cámara. 

BS — Nos centramos en tu nuevo trabajo. “Los caballos mueren al amanecer”, que nacen de esos objetos que descubres cuando adquieres una propiedad, otros hubiésemos llamado a una empresa para vaciar la casa. Pero tú te das cuenta de que en esos objetos hay vida, una historia detrás y decides plasmarlas en este trabajo. 

I — Eso es. En este caso la casa no es comprada, pero sí que es cierto que cuando obtienes o accedes a una vivienda está vacía o casi vacía y en este caso no. Estaban todos los objetos de esas personas, que de alguna manera empecé a conocer a esas personas a través de sus objetos y decidí convivir con ellos, ya que sentía que de alguna manera no podía deshacerme de ello, porque era lo único que quedaba de estas personas, así que decidí que la mejor forma de guardar su historia era hacer un documental entre el encuentro de dos generaciones, familias y jóvenes diferentes, en épocas diferentes. Ahí decidí documental el hallazgo del material y como la casa se iba transformando para hacernos hueco en ella. 

SENSIBILIDAD PARA RESUCITAR PERSONAJES FASCINANTES 1

BS — Tú vienes del mundo de la fotografía, ¿has visto esos objetos con una mirada diferente a los que venimos de otra rama no tan artística? 

I — Sí. Cada persona, obviamente, tiene una manera diferente de ver el material, depende del recorrido que haya tenido en su vida, pero en mi caso sí que es verdad que siempre me ha interesado la fotografía encontrada, ya que me despierta muchas preguntas, muchos misterios y te abre algo fascinante. Lo sentí cómo un tesoro. 

BS — Otra cosa que hemos visto en el documental, que se estrenará en el mes de marzo, es que describes que igual esas personas hacían esas fotos para evadirse de la represión de los años cincuenta que había en nuestro país (España). 

I — Sí, esa es la lectura que yo hago. Fueron años muy difíciles a muchos niveles y yo leía como ese mundo de ficción y fantasía que creaban los utilizaban para salir de esa represión en aquella época tan gris. Creaban una especie de refugio para salir de la dura realidad que vivían. 

BS — Cómo mujer, ¿has tenido ayuda o te han puesto palos en la rueda para realizar tus proyectos? 

I — La verdad es que hay un poco de todo, porque afortunadamente hoy en día hay más foco en esa desigualdad que ha habido siempre, pero es verdad que hoy en día aún se tiende a valorar el trabajo de las mujeres como algo más pequeño en el mal sentido de la palabra y se tiende a valorar bastante menos. 

BS — Esto me lleva a preguntarte que uno de los personajes del documental es Rosa, que era una gran cantante de ópera, pero que en aquella época no llegó a triunfar, quizás por la presión de la época y de la familia, donde la mujer debía ser ama de casa ¿No? 

I — Sí, esto es un poco debido a las pistas a las que me ha llevado esos objetos y que investigando eso es lo que me han hecho llegar, lo que me han dicho, aunque no sé realmente que sucedió, aunque es verdad que era una época donde era muy difícil que una mujer pudiera salir del ámbito doméstico. 

Aunque en el documental dejo abierto a que fuera una decisión que tomara Rosa, que es lo que me gusta en mis trabajos, dejar esas dudas al aire.  

BS — Para finalizar. ¿Qué proyectos tienes en mente que podamos disfrutar en breve? 

I — Para ver algo, aún queda tiempo (risas), pero sí que tengo ideas y es verdad que en fotografía tengo en mente y pendiente algo que llevo como más de diez años que se podría convertir en un libro o en una exposición. 

Estoy en un punto muy inicial de un proyecto de ficción, que me gustaría desarrollar. 

BS — Gracias Ione, por atender a Brillantes Sensaciones.

I — Gracias a vosotros. 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario