Un viaje de redención e iniciático.

Denis Imbert lleva a la gran pantalla la novela del escritor Sylvain Tesson, un excelente escritor y gran viajero, que explicó en su novela homónima “Sur les Chemnis Noirs” (2016) lo que le ocurrió de verdad y que ahora ha sido adaptada libremente y con mucho talento al cine.

Mi camino interior es cómo se ha titulado en nuestro país, con un excelente Jean Dujardin que se mete en la piel del escritor Sylvain Tesson, aunque en la novela y la película cambia su nombre por el de Pierre.

Tras vivir siempre a su manera, cuando le convenia y con quién quería, pero que cuando veía amenazada su libertad hacía lo que mejor sabía hacer, huir.

Una noche de borrachera, sufre un terrible accidente al caer desde el balcón de un edificio dejándole en coma. Cuando despierta del coma le pronostican que difícilmente podrá caminar, con lo que se hace una promesa, se promete a sí mismo que si logra volver a caminar, cruzará Francia desde el sureste del País, en la ciudad de Mercantour , hasta la Punta de la Hague , en la península normanda de El Contentin, en total 1300 Km en solitario y por caminos rurales, atravesando ríos, barrancos y montañas.

Un viaje de redención e iniciático. 1

Durante este viaje, reducido a sólo 94 minutos de película, el espectador acompaña a su protagonista por esos maravillosos parajes, paisajes, edificios antiguos, iglesias, capillas, castillos, aldeas y por supuesto a los habitantes, que pasan como secundarios del film, pero que llenan de vivencias a su protagonista.

La película también nos muestra los dos mundos opuestos, a través de sus flashbacks, el viviente y el de un futuro que puede ser posible aún. Todo esto gracias al montaje de Basile Belkhiri.

Quizás el hándicap de la película, sea la soledad del protagonista, que es tortuosa y que pueda desmotivar al espectador; aunque es precisamente esa la intención del guion para que el espectador pueda ver el proceso interior de su protagonista.

Mi camino interior no es una película para personas que prefieren mucha acción o que huyen de reflexiones personales en sus propias vidas, aunque es una película para disfrutarla en una sala de cine.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario