Una fuerza emancipadora

Entramos en el mes de octubre, un mes lleno de festivales de cine. Tras dejar septiembre con festivales como Venecia, Toronto o San Sebastián, en octubre nos llegan Sitges y su cine fantástico, Seminci de Valladolid o el menos conocido de cine de comedia de Begur.

Una fuerza emancipadora 1

Pero este artículo no va sobre festivales, irá para recomendar una retrospectiva que realiza en este mes de octubre en la filmoteca de Catalunya a la guionista, actriz y directora de cine soviética Kira Murátova. Figura singular, incansable e implacable ante cualquier signo de conservadurismo, encabezó la vanguardia del cine soviético, aunque a veces el conjunto la empujase a los márgenes del sistema.

La fuerza emancipadora de sus primeras películas, presentes en la retrospectiva que le dedica la filmoteca, es muy expansiva y cercana al anarquismo.

Durante el periodo postsoviético, la obra de Murátova ya abraza abiertamente lo absurdo y retrata sus diversas manifestaciones artísticas, creando un estilo propio: un cruce entre el carnaval y la contemplación, entre el juego y la desobediencia, el exceso y la estatización de la decadencia política y social.

Una fuerza emancipadora 2

Su cine ofrece una expresividad única, marcada por el eterno retorno y la presencia emblemática de su musa y artista afín, la también guionista, actriz y directora Renata Litvínova, que asistirá a algunas de las películas seleccionadas en la muestra, para presentar su última película, “Severni Veter” dedicada a su mentora.

Las películas de este ciclo dedicado a Kira Murátova son:

“Encuentros breves” (1967); “Largo Adiós” (1971); “Conociendo el gran mundo” (1980); “Entre piedras grises” (1983); “Un cambio de destino”(1987); “El síndrome asténico” (1988); “Los motivos de Txekhov” (2002); “El afinador” (2004); “El eterno retorno” (2012).

Más información en www.filmoteca.cat

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario