VISITANDO A LOS MASAI

Tengo que confesar que este es uno de mis sueños cumplidos, poder visitar a los Masai, en su tierra, Masai Mara, África, estar con ellos, hablar con ellos… Vamos, interactuar… 

Y durante nuestro safari por Kenia, pude verlo realizado. Y me queda un recuerdo tan grato que me ha llenado el corazón de más amor y admiración por este pueblo. 

Vivir en pleno Masai Mara es ya una proeza, porque no es una tierra precisamente fértil para los alimentos que se cultivan en tierra, pero tampoco lo es por el entorno, lleno de animales preciosos, pero muchos de ellos, peligrosísimos. 

Supongo que tod@s o casi, sabréis quiénes son o algo habréis oído, pero por si acaso, os doy unas pinceladas de quienes son los Masai. 

«Los Masai son un pueblo que vive en Tanzania y Kenia, concretamente en Masai Mara, que es un territorio que abarca estos dos países. 

Entre ellos hablan masai, un idioma muy antiguo, pero también hablan swajili y algo de inglés. 

Antiguamente, se dedicaban a vivir en sí, es decir, cazaban para comer, vestir, etc. y ya está, pero desde la colonización, se dedicaron al pastoreo (cabras, ovejas y vacas) y ahora además de trabajar en alguna empresa turística de su zona, también han abierto sus poblados a visitas y ganan así algo de dinero y también un poquito más vendiendo artículos manufacturados. 

Se alimentan de mantequilla, carne de cabras y antílopes, leche de vaca y sangre de animales. 

VISITANDO A LOS MASAI 1

La sangre de buey mezclada con leche es utilizada como medicina, la cual recogen en calabazas, y utilizan cuando están agotados y muy cansados. 

Para cazar, utilizan flechas con punta de madera, las cuales afilan o no, dependiendo de que profundo quieren que penetre, también utilizan cuerdas de cuero. 

Viven en poblados llamados enkang, formados por casas en forma de iglú que no superan el metro y medio de altura, denominadas bomas. Estas tienen una estructura a base de ramas y están construidas con paja y excrementos de vaca. 

El poblado está protegido por una valla hecha de troncos y ramas. 

Dentro del campamento, también construyen otra valla para mantener el ganado. 

Se visten con tejidos de algodón de tonos rojos y lilas. Son mantas delgadas que envuelven al cuerpo. 

Son muy conocidos por sus saltos, muy altos, en sus danzas, que servían, sobre todo, para atemorizar a sus enemigos.” 

Aquí os dejo un vídeo en el que podéis ver un poco del territorio Masai y nuestra visita al poblado, donde podréis ver sus danzas y sus famosos saltos: Las visitas a los poblados Masai son organizadas por lo que tienen un precio que no sube más de 30€ por persona y se basa en ir a verlos, hablar con ellos, verlos, hacer sus danzas, pasear por el poblado… 

VISITANDO A LOS MASAI 2

Les podéis preguntar lo que queráis, sin ser maleducados y ellos gustosamente y muy orgullosos de su estilo de vida, os responderán e incluso os enseñarán lo que queráis… 

Los animales, sus casas, cómo trabajan… Os enseñarán el poblado, os dejarán jugar con sus peques y os llevarán a su mercadito, para que allí, podáis comprar lo que queráis. 

Pensad que esta es una manera muy buena para ellos de poder abastecerse de productos que no encuentran en su territorio, pero, sobre todo, usan lo que les damos y lo que ganan en el mercado de productos para poder comprar a los peques libros y material escolar. 

Si vais a visitarlos, es una muy buena idea la de hacer acopio de colores, lápices… Y luego llevárselos. 

Es un privilegio poder visitarlos. 

Sí, es verdad que quizá ya no es lo de antes porque están un poco más modernizados y el hijo del jefe, que es quien gestiona las visitas, tiene móvil, pero por el resto, es impresionante verlos en su entorno, escucharlos, hablar de sus remedios a base de plantas y animales, etc.

Una oportunidad que, si vais de safari a Kenia, no os podéis perder. 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario